Gira tu pantalla para ver la web de Sport Life

"La vida es el mejor deporte"

30 trucos que un buen triatleta debería conocer

Los "trucos" o maneras habilidosas de evitar problemas o conseguir un resultado son imprescindibles en cualquier deporte, pero en triatlón… se multiplican por tres. Pues aquí tienes 30 trucos que te ayudan a convertirte en mejor triatleta. 

Cristina Azanza -

Sportlife



 El triatlón, al estar compuesto de tres segmentos diferentes, requiere una experiencia tres veces mayor si se quiere dominar la especialidad. Para que te ahorres pérdidas de tiempo y nervios inútiles, aquí te mostramos unos trucos  para afrontar con éxito tus triatlones. Aunque estos trucos son generales, tómate tu tiempo para adaptarlos  y aplicarlos al entrenamiento diario, para que el día de la competición seas lo más eficaz posible como triatleta

TRUCOS EN ENTRENAMIENTO

1. ENTRENA CON NEOPRENO. Sabemos que entrenar en piscina climatizada con neopreno es extenuante por el calor y la deshidratación extra que puedes padecer, pero te recomendamos hacerlo de vez en cuando con el  fin de tener la certeza de que la pequeña tensión extra que añade en el hombro no acabe por cansarlo más de la cuenta. El traje de neopreno altera considerablemente el estilo al aumentar la flotabilidad. Un error bastante frecuente es olvidarse de batir pies cuando se usa. Entrena con él de forma regular, al menos un día a la semana cuando se acercan las competiciones,  para mejorar tus sensaciones y adaptar tu técnica a esta mayor flotabilidad. También tendrás que adaptar tus hombros al traje. Usarlo de forma regular para hacer los entrenamientos más aeróbicos, de nado continuo, puede ser una buena opción. Además, su uso frecuente, aumentará su flexibilidad y lo convertirá casi en tu segunda piel el día de la competición.

2. NADA A TODOS LOS ESTILOS. Aprovecha las sesiones de natación para variar la técnica de estilos y aprovecharte de aquello que te puede servir en medio de una competición. Obviamente, el crol es el estilo más rápido y eficiente para avanzar en el agua y para surfear olas con tu cuerpo, pero la braza y la mariposa te aportarán muchos conocimientos extra para poder afrontar olas cuando te toca adentrarte en el mar y éste anda "picado". De espalda también avanzarás mientras tratas de solucionar algún problema, como por ejemplo un poco de agua dentro de las gafa, ajuste del gorro o goma de la gafa, etc. Piensa que los estilos de natación te harán más polivalente ante condiciones fuera de lo normal y te convertirán a su vez en un nadador más completo.

3. APRENDE A IR A PIES. Aprende a nadar a los pies de otro nadador, a regular tu ritmo en función del nivel del que te precede. Para acostumbrarte, en los entrenamientos, prueba a hacer algunas series a pies de gente claramente mejor que tú. El efecto de "ir a pies" supone una mejora de aproximadamente  un 10% en tu velocidad de nado, lo que te permite, por ejemplo, hacer repeticiones de 100 metros 7-8 segundos más rápido de lo que lo harías si no tienes nadie delante.  Al margen de esta mejora de la velocidad, acostumbrarte a nadar casi tocando los pies del nadador que te precede, te permitirá rendir más con menos esfuerzo en los triatlones.

4. ENTRENA TU ESTÓMAGO EN LA BICI. Para alimentarnos durante una competición, el momento ideal es durante el segmento de bici, donde podemos llevar alimento, líquido, geles o incluso barritas y fruta.  Aprovecha tus tiradas más largas y exigentes en bici,  para probar cómo le sientan a tu organismo los geles, barritas o bebida isotónica que tengas previsto ingerir en carrera. No todos los atletas toleran de igual manera estos productos de alimentación deportiva, por lo que sería una temeridad tomarlos en competición sin haber comprobado antes que le sientan bien a tu organismo.

5. ENTRENAMIENTOS DE RESISTENCIA. Aprovecha los entrenamientos sobre la bici para realizar un buen trabajo de base y de resistencia aeróbica. En bicicleta podremos hacer 3 horas o más, sin que ello suponga una sobrecarga muscular y articular  que nos impida entrenar al día siguiente. Además es menos aburrido y podemos hacerlo en grupo.  Los rodajes largos de carrera a pie debemos limitarlos a entrenamientos destinados a preparar pruebas de larga distancia, y es recomendable no superar las 2 horas de carrera como entrenamiento excepcional en nuestra preparación.

6. TÉCNICA DE CARRERA CORRECTA. La carrera a pie de un triatlón siempre comienza después de un tiempo importante de esfuerzo previo, con la fatiga acumulada de los segmentos de natación y bicicleta. Por ello, es fundamental tener una carrera lo más eficiente y económica posible para incrementar nuestro rendimiento en esos momentos de fatiga y sobrecargarnos menos muscularmente. Esto se puede mejorar entrenando la técnica de carrera, con la que conseguiremos una zancada más eficiente. Lo recomendable es entrenar la técnica de carrera, al menos, un día a la semana.

7. AUTOMATIZA LOS MOVIMIENTOS DE LAS TRANSICIONES. Mediante el entrenamiento, automatiza las acciones que te llevan a pasar de un segmento a otro de la forma más rápida en el área de transición. Es importante interiorizar bien los movimiento de subir y bajarse de la bici en marcha, para ahorrar tiempo en las transiciones. Primero prueba con zapatillas de correr y cuando tengas bien automatizados estos movimientos usa las zapatillas especificas de ciclismo con pedales automáticos. Tanto el mecanismo de montar sobre la bici como el de bajarse requieren de equilibrio, compensación del cuerpo y propiocepción.

8. ENTRENA LAS TRANSICIONES. No te olvides de entrenar las transiciones, que son el “cuarto” elemento del Triatlón. Hay dos tipos de transiciones: de la natación al ciclismo y del ciclismo a la carrera. Para entrenar las adaptaciones específicas que requieren las mismas, os proponemos los siguientes entrenamientos:

  • Entrenar la primera transición: al final del entrenamiento de natación haz, por ejemplo 3x (100 metros intensos + 3’ trote alrededor de la piscina en terreno seguro o con calzado para no resbalar).
  • Entrenar la segunda transición: Alterna unos días con bici más exigente y carrera corta y fácil, con otros con bici fácil o rodillo y carrera con ritmos de competición. Poco a poco notarás cómo tus piernas se adaptarán a estos cambios y  mejorarán tus sensaciones casi desde el inicio de la carrera.

9. MULTRITRANSICIONES. También puedes entrenar la adaptación muscular que supone bajarse de la bici y ponerse a correr, realizado un trabajo especifico en forma de "multitransiciones",  es decir, repetir varias veces la secuencia de bici+carrera. Por ejemplo, 10’ bici+5’ correr, repetido tres veces.



Te recomendamos

Tenerife, destino sin límites

Tenerife, el destino de vacaciones perfecto para disfrutar del deporte durante todo e...

New Balance te invita a mandarle una carta a tu yo futuro

New Balance inspira a deportistas de todo el mundo con la campaña My future self que ...

"Life on the Run", la nueva línea de zapatillas de Saucony para el día a día

No te separes de tus zapatillas Saucony ni en el día a día con su nueva colección Lif...

Las nuevas zapatillas de trail de Scott, las Supertrac RC

Scott acaba de presentar su nuevo modelo de Scott...

Una nueva filosofía del deporte: no hay mayor victoria que encontrar tu bienestar

Sprinter presenta la historia de tres deportistas populares que han alcanzado su mejo...

¿Por qué nos tenemos que hidratar después de hacer deporte?

Entre un 65 y un 75% de nuestro peso es agua y mucha de ella se pierde cuando hacemos...

Deja tu opinión

Total de seguidores en redes sociales: 583.830

Trending topics: #SLAbril #YogaFit #SL216 #PlayOff #súmatealrosa

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.