Alimentos para cada parte del cuerpo

Alimentos para cada parte del cuerpo

¿Cuál es tu problema de salud? Aquí puedes encontrar los alimentos que ayudan a resolver los problemas de cada parte del cuerpo

Piel: frutas y vegetales de piel naranja, roja y verde y cereales integralesLa piel brillante de estas frutas y vegetales indican que son ricos en carotenoides (los pigmentos que están en nuestra piel) y en vitamina C, mientras de los cereales integrales, las nueces y semillas son ricos en minerales como zinc, selenio y en vitamina E. Estos antioxidantes ayudan a proteger la piel de los radicales libres que dañan las células de la piel y son responsables de la aparición de las arrugas.

Pelo y uñas: Huevos y ajos. Los huevos tienen un alto índice de hierro y biotina, la falta de los cuales puede acelerar la debilitación y caída del pelo, y que las uñas sean quebradizas. Otros alimentos ricos en hierro son las carnes rojas y los vegetales de hoja verde oscuro. En cuanto a la biotina, también está presente en cereales integrales y el hígado. Los ajos son ricos en compuestos azufrados que se necesitan para formar la estructura del pelo y las uñas.

 

Dientes:Té. Las infusiones de combaten las bacterias que provocan la caries y son ricas en flavonoides antioxidantes.

 

TestículosOstras. Se sabe que existe una relación entre los niveles bajos de zinc en el hombre y un nivel bajo de espermatozoides viables. Las ostras y otros productos del mar tienen zinc para aburrir. Una solución menos afrodisíaca y más barata son los cereales integrales, la avena, el arroz integral, la carne roja magra y el queso curado.

 

ArticulacionesAtún fresco, aceite de oliva, gelatina, kiwi

El atún fresco es rico en vitamina B3 y biotina, y ambos son potentes agentes anti-inflamatorios. Los estudios médicos también asocian la consumición diaria / continuada de aceite de oliva  con un decrecimiento en el riesgo de sufrir de problemas de articulaciones. El kiwi es muy rico vitamina C necesaria para la formación del colágeno articular. La gelatina es rica en aminoácidos (prolina e hidroxiprolina) necesarios para formar el colágeno.

 

EstómagoPlátano, garbanzos, piña y papaya. El plátano ayuda a combatir las úlceras. Los garbanzos alivian el dolor y la inflamación provocada por la úlcera. La piña y la papaya contienen enzimas digestivas (bromelina y papaína) que ayudan a digerir las proteínas alivian las digestiones pesadas y los gases.

 

Colon: Manzanas, peras y yogur. Ambas frutas tienen pectina, una fibra que promueve las contracciones musculares en la zona de los intestinos, lo cual contribuye a que el colon se mantenga en buen estado. También tienen un ligero efecto laxativo y diurético todo lo cual ayuda también a mantener el colon en una forma inmejorable. El yogur puede prevenir la aparición de cáncer de colon por su efecto protector de la flora intestinal.

 

Músculos: Carne, pescado, lácteos y huevosLos músculos se alimentan de proteínas y estos son los alimentos que contienen más proteínas. Intenta equilibrar tu ingesta para evitar problemas con tus niveles de colesterol. Recuerda que los huevos tienen un alto índice de colesterol malo, mientras que las carnes rojas tienen muchas grasas saturadas. Esto no quiere decir que debas evitarlos, pero es preferible tomarlos con moderación y centrar la dieta más en torno a los pescados azules y la carne magra de ave.

 

PechoCerveza, yogur

La cerveza contiene lúpulo con fitoestrógenos vegetales que ayudan a regular los niveles hormonales y reducen el riesgo de cáncer de mama. El yogur natural consumido con regularidad previene la aparición de tumores de mama.

 

Mucosa intestinal: Trigo integral y ciruelas pasas. El trigo integral es una buena fuente de fructo-oligosacaridos, un tipo de fibra que ayuda a que las beneficiosas bacterias Lactobacillus se multipliquen en el intestino, ayudando a tener evacuaciones de forma regular. Las ciruelas pasas tienen un efecto laxante por la fibra soluble que se hincha en el estómago y estimula la evacuación de las heces.

 

Intestinos: Yogur vivo. Los intestinos tienen bacterias autóctonas que son esenciales para que la digestión discurra de una forma ordenada y sana, y el yogur vivo ayuda a que este proceso siga su curso. Si has tenido que tomar antibióticos o tomas una dieta demasiado procesada, habrá afectado a tu flora bacteriana y por eso es importante tomar yogur vivo (se guardan en la nevera) todos los días para restaurar los niveles saludables cuanto antes.

 

Riñones: Espárragos, maíz y arándanos. Los arándanos y las bayas ayudan a prevenir las infecciones de orina y la cistitis, también previenen los cálculos de riñón. El maíz mejora el funcionamiento del riñón. Los espárragos tienen asparragina, una sustancia que estimula la función renal y ayuda a eliminar la orina.

 

Sistema inmuneYogur, limón y ajo. El ajo tiene un potente efecto antibiótico que liquida bacterias, virus y hongos de una forma natural y sin contraindicaciones como los antibióticos. El limón, es otro de ls antisépticos naturales más poderosos. El yogur compite con los microorganismos invasores y refuerza la barrera inmunológica que forma la flora intestinal.

 

Pancreas:  Legumbres y algas. Las legumbres como las lentejas, garbanzos, judías, etc. contienen fibra y carbohidratos lentos que ayudan a controlar la insulina segregada por el páncreas, que se encarga de regular los niveles de glucosa en sangre. Las algas contienen zinc que interviene en la secreción de insulina.

 

Hígado: Remolacha y alcachofas. La remolacha refuerza las funciones del hígado y combate la formación de piedras en los riñones. También es un eficaz antioxidante que hace que ayude a tu cuerpo a combatir las infecciones, renueva la sangre y desintoxica el hígado. La alcachofa ayuda a regenerar las células hepáticas y a que el hígado depure y limpie el organismo de toxinas.

 

Libido: Alfalfa, especias y avena. La alfalfa es un poderoso tónico y reconstituyente que estimula la actividad sexual. Las especias tienen fama de afrodisiacas por el efecto picante que aumenta el riego sanguíneo en las partes eróticas y porque aumentan la energía vital. La avena es un estimulante cerebral, tanto para actividades físicas como el deporte o las relaciones sexuales.

 

Tiroides: Algas. Las algas son un alimento marino que contiene yodo, un estimulante del metabolismo que ayuda a adelgazar.

 

Vesícula biliar: Aceite de olivaLa inflamación y los cálculos de la vesícula se reducen con el aceite de oliva de primera presión en frío que aumenta la secreción de bilis y ayuda a digerir las grasas.

 

Ovarios: Frambuesas y levadura de cerveza. Las frambuesas tonifican el útero, regulan el ciclo menstrual y alivian los calambres musculares. La levadura de cerveza es muy rica en vitaminas del grupo B, especialmente B6 que disminuye los síntomas pre-menstruales.

 

Huesos y los dientes: Productos lácteos, higos. Comer alimentos con un alto contenido de calcio previene el debilitamiento de los huesos a lo largo de la vida. Otros productos ricos en calcio son el tofu, los higos, las cebollas, el sésamo, los vegetales de hoja verde oscura, las sardinas en lata y el salmón.

 

PulmonesBerros, mostaza, rábanos y picantes. La fuerza secreta de los berros se llama isotiocianato y es un poderoso agente anti-tumoral y limpiador de los pulmones. Los estudios en la materia han descubierto que los fumadores que toman tres grandes porciones de berros al día, tenían los pulmones menos destrozados que aquellos que no lo tomaban. Los rábanos limpian los bronquios y reducen el dolor de garganta y pulmones. Los picantes ayudan a que los pulmones expulsen la mucosidad y se mantengan limpios.

 

Corazón y arterias: Tomates, productos de soja, vino tinto y cebolla. La lista de alimentos benéficos para tu corazón es larga, esto no es más que un aperitivo. Los tomates son importantes porque encierran altos contenidos de licopeno en la piel, un antioxidante que evita que el colesterol obstruya las arterias. Los productos de soja contribuyen a que desciendan los niveles de colesterol malo en sangre al tiempo que fomentan que suban los de colesterol bueno. En cuanto al ajo, ayuda a mantener la presión sanguínea baja, evita la coagulación de la sangre y también puede inhibir la oxidación del colesterol malo. El vino tinto con moderación, es un antiagregante plaquetario y protege al sistema cardiovascular. La cebolla aumenta los niveles de colesterol HDL (bueno). Tampoco esta de más disfrutar de los beneficios que te ofrecen los pescados grasos, los alimentos con alto contenido en fibra, la fruta y los vegetales.

 

Pulmones y respiración: Perejil y menta. Masticar hojas de menta o perejil fresco es un remedio contra el mal olor del aliento desde tiempos inmemoriales ya que debido a su alto contenido en clorofila son un desodorante natural. Para optimizar los beneficios, cómete las hojas después de masticarlas.

 

Ojos: Zanahorias, espinacas y col rizada. Las zanahorias crudas mejoran la visión nocturna por su riqueza en betacarotenos. Si decides tomarlas en zumo, no superes los 3 vasos al día o tu piel acabará cogiendo un sospechoso tono naranja. Comer espinacas como parte de tu dieta puede disminuir el riesgo que corres de sufrir degeneraciones maculares ligadas al envejecimiento (la causa más frecuente de ceguera en los países desarrollados) hasta en un 43%. Esta afirmación es también valida para los demás vegetales de hoja verde oscuro, las coles y el brócoli. La razón es que son ricos en carotenoides, luteína y zeaxantina, que se encuentran en la mácula del ojo.

 

Cerebro: Pescados azules y mijoLos pescados grasos como el salmón, el atún o la caballa contienen altos niveles de ácidos grasos omega-3, que son de vital importancia para tener un sistema nervioso y las células cerebrales en buen estado. Procura comerlos tres veces por semana. El mijo es el cereal de la memoria porque contiene colina y lecitina, neurotransmisores neuronales.