Postura de la Montaña y flexión de tronco

Dos posturas para estirar la columna y trabajar también la flexibilidad
YogaFit y Solán de Cabras -
Postura de la Montaña y flexión de tronco
Postura de la Montaña y flexión de tronco

La postura de la montaña o Tadasana es una posición básica en la práctica del yoga, desde la que también se inician muchas otras asanas. Y la postura de la flexión de tronco o Uttanasana con la que podremos estirar la columna y las piernas. 

POSTURA DE LA MONTAÑA / TADASANA

Beneficios

- Ayuda a desarrollar la conciencia postural
- Trabaja la alineación de la columna.
- Contribuye a mejorar el tono muscular general.
- Previene la ciática.

Contraindicaciones

No la realices si tienes dolor de cabeza o tensión arterial baja

Importante

Es imprescindible que los dedos estén bien abiertos y los pies estén completamente apoyados en el suelo y activos, ya que son los que van a recoger el peso de todo el cuerpo.

FLEXIÓN DE TRONCO DE PIE / UTTANASANA

Beneficios

- Liberar tensiones y reduce el estrés
- Ayuda a mejorar la digestión
- Reduce el malestar mestrual
- Calma la ansiedad

Contraindicaciones

- No la realices si tienes lesiones de espalda o hernias discales
- Si tienes la tensión baja, sal de la postura muy lentamente para evitar mareos. 

Importante

SI tienes mucha tensión en los isquiotibiales o los glúteos te costará llegar a tocar el suelo con las manos. Dobla ligeramente las rodillas para liberar la columna y llegar más abajo, o apoya las manos en unos tacos. La buena noticia, es que con una práctica habitual de la postura, conseguirás ganarle la partida a tus acortamientos y tensiones. 

 

Postura de la montaña y de la flexión hacia delante

Para comenzar, colocamos los pies separados a la anchura de las caderas. Deja que los dedos de los pies se abran y distribuye el peso de tu cuerpo en toda la planta del pie. Activa suavemente la musculatura de tus piernas, también el abdomen y baja el coxis hacia el suelo.

Alarga tu columna, lleva los hombros hacia atrás y hacia abajo. Concéntrate en tu respiración cierra los ojos y desde aquí, lleva los brazos hacia el techo alargando la columna, manteniendo el peso en los pies.

Lleva las manos hacia las caderas, doblando las rodillas si lo necesitas y exhala bajando hacia la postura de Uttanasana relajando la cabeza. Apoya las manos en el suelo o en unos bloques si lo necesitas, relaja los codos y la mirada y haz cinco respiraciones. Con las manos en las caderas, estira la columna y vuelve a la postura de la montaña.

 
Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...

El Curso de organización de eventos deportivos contará además con el Caso práctico Ca...