Handstand en yoga, ¿te atreves?

Los 4 pasos para conseguir la parada de manos en la postura del árbol mirando hacia abajo
Por Alicia Velasco. Fotografía de Gonzalo Manera -
Handstand en yoga, ¿te atreves?
Una postura dura e incómoda que nos saca de la zona de confort y trae la mente al momento presente.

Un juego para trabajar con los pesos, las inercias, el equilibrio, la fuerza interna… Este tipo de asanas suponen todo un reto para los practicantes de yoga, ya que requiere un trabajo previo de alineamiento y de fuerza en abdomen y espalda para poder ejecutarlas con seguridad.

A nivel físico, esta postura desarrolla armoniosamente todo el cuerpo, fortalece los hombros, brazos y muñecas y expande el pecho completamente.

Adho Mukha Vrksasana posee todos los efectos de las posturas invertidas como, por ejemplo, aportar estabilidad emocional, rejuvenecer el organismo, mejorar la circulación, equilibrar el sistema endocrino y combatir dolencias como los dolores de cabeza, asma, estreñimiento, insomnio.

El secreto, como decía el gran maestro Iyengar, la práctica constante. Recuerda:

“Practice, practice, practice and all is coming” Practica, practica, practica y todo llegará

Paso 1: Postura del Loto

Padmasana

Sentado con las piernas estiradas, llevar el pie derecho a la raíz del muslo izquierdo y el pie izquierdo a la raíz del muslo derecho. Las plantas han de quedar hacia arriba, la espalda erguida y las manos descansando en las rodillas, podemos unir los dedos pulgares e índices en un suave contacto.

Handstand, ¿te atreves?

Postura del Loto

Paso 2: La Balanza

Utpluthih

Apoyar las manos en el suelo y alinear las muñecas con los hombros. Con la fuerza de los brazos elevar el cuerpo y sostener. Mantener erguidos brazos, columna y cuello y el mentón un poco inclinado hacia abajo.

Handstand, ¿te atreves?

>Postura de la Balanza
Publicidad

Transición: Intensificando

Elevar las rodillas hacia arriba intentando que pelvis y garganta no se cierren.

Handstand, ¿te atreves?

Paso 3: La grulla

Bakasana

Pasar las piernas hacia atrás y colocar las rodillas en la parte posterior de los brazos superiores, cerca de las axilas. Estirar y enderezar los brazos para mantener el equilibrio sobre los brazos.

Handstand, ¿te atreves?

Postura de la Grulla

Paso 4: El Árbol Hacia Abajo

Adho Mukha Vrksasana

Empujando con las manos ir buscando la elevación de la postura estirándola al máximo hacia el cielo. Puedes quedar con las piernas estiradas hacia arriba o trabajar una extensión de columna dejando caer con suavidad los pies por detrás de la cabeza.

Handstand, ¿te atreves?

Variación de la postura de El Árbol Hacia Abajo

Handstand, ¿te atreves?

Postura de El Árbol Hacia Abajo

Saber más: Alicia Velasco, periodista y profesora de yoga (@unmaniali)

Publicidad
Te recomendamos

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

Porque hay un desayuno óptimo para cada tipo de deportista, aquí te dejamos 4 propues...

Lo que no le puede faltar nutricionalmente al buen corredor antes, durante y después ...

¡Estrenamos reto con Noemí de Miguel y Herbalife! El objetivo de la periodista es cla...

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...

El objetivo del desayuno para el corredor es aportar nutrientes esenciales sin entorp...