Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Una sencilla práctica antes de hacer yoga o deporte para mejorar el rendimiento físico y mental
Alicia Beltrán -
Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano
Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Las nueves respiraciones ¿De dónde vienen? Desde tiempos muy antiguos en los Himalayas existían tradiciones espirituales, ritos y prácticas yoguicas conectadas directamente con la naturaleza. A esto le llamamos el Antiguo Bön, observaban la naturaleza como inspiración para su práctica. De aquí surgieron diferentes corrientes y corrientes que en el día de hoy podemos percibir habiéndose fusionado con otras formas espirituales, por ejemplo el budismo de la India, y que junto con este, surgió el Budismo Tibetano.

Dentro de todas las prácticas del Budismo Tibetano, hay diferentes escuelas, entre ellas las que practican el Tantra, que su objetivo o vehículo es la transformación del cuerpo para transformar la mente, se utiliza muchas y distintas formas de obtener esta transformación mediante, cantos de mantras, rituales, visualizaciones, danzas y entre ellas también el yoga.

Sus pilares son los Canales, se dice que hay más de 72.000 canales repartidos por todo el cuerpo donde la energía vital debería fluir libremente. Estos a veces y con el tiempo, se secan, rompen o cierran puntualmente debido a varios factores como la edad, el mal uso de ellos por desgaste o bien la mala alimentación y pensamientos negativos. De ellos podemos recibir un buen fluir de esencias fundamentales que son los nutrientes del cuerpo. Gracias a este movimiento constante y fluido por los canales, nutrimos nuestro cuerpo y nuestra mente.

Dentro de todos los ejercicios que podemos practicar en el Yoga Tibetano, hay uno especialmente que favorece esta función y ayuda a estabilizar y abrir los canales para preparar al cuerpo hacia el ejercicio obteniendo más capacidad de oxígeno en la sangre, gran motivación dado que la calidad de la sangre es de alguna forma, el espejo de nuestra Salud.

A este ejercicio de yoga se le llama Las Nueve Respiraciones, proviene de los yogas antiguos tibetano. El Médico y Maestro Espiritual de Budismo Tibetano Tulku Lobsang Rinponche, importó el Método de Lu Jong a Occidente, lo destilo y adaptó a nuestros cuerpos para poderlo practicar de una forma regular sin dañarnos y obtener más beneficios. Pero su origen proviene de la práctica antigua del Tummo.

¿Cómo hacer Las Nueve Respiraciones?

Es sencillo, bastan unos minutos para sentarse en un lugar tranquilo y realizar las respiraciones. Antes de iniciar, limpiar bien las fosas nasales sonándose con un pañuelo, para evitar obstrucciones y mucosa durante el ejercicio. Te aconsejamos practicarla antes de realizar cualquier ejercicio, deporte o sesión de yoga. Te ayudará a mejorar el rendimiento físico, mental, a centrarte y a llenarte de energía.

Posicion Inicial

Nos sentamos colocados en el suelo en posición Vajra, con las piernas flexionadas, y si es posible cruzadas, la espina dorsal estirada y la posición de los ojos abierta. Los brazos se colocan lateralmente presionando con los puños cerrados en la zona superior de los muslos, teniendo el dedo pulgar en el nacimiento del dedo anular. A esta postura de las manos se le llama puño Vajra. Extendemos los hombros y los codos, haciendo que nuestro cuerpo se estire de forma ascendente y lo sostenemos ahí durante todo el movimiento.

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Primer Paso

Extenderemos nuestro brazo derecho, elevándolo lateralmente y con el dedo índice cerraremos la fosa nasal derecha, para tomar aire únicamente por la izquierda. Después retendremos el aire mientras el brazo derecho desciende y seguidamente, elevaremos el izquierdo manteniendo la retención, para cerrar la fosa nasal izquierda y exhalar por la derecha. Este movimiento lo repetiremos tres veces, pero cada una tendrá una intensidad en la forma tanto de coger cómo soltar el viento. La primera vuelta será una inhalación suave y larga, la segunda vuelta será algo más fuerte y la tercera rápida y fuerte.

Publicidad

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Segundo Paso

Hacemos exactamente lo mismo, pero iniciando ahora con el lado izquierdo para cerrar fosa nasal izquierda y hacer la primera inhalación por la derecha. También hacemos tres veces con diferentes intensidades de inhalación y exhalación de suave a más fuerte.

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Las nueve respiraciones de Yoga Tibetano

Tercer Paso

Manteniendo el cuerpo en la posición de inicio, con los puños sobre el muslo y la espalda estirada, rotamos ligeramente los hombros hacia ADELANTE y retenemos durante unos segundos y al exhalar rotamos los hombros hacia ATRAS. Este movimiento lo realizaremos con el mismo patrón de respiración, primero suave y largo, segundo algo más fuerte, tercero fuerte y rápido, tanto al inhalar como al exhalar.

Una vez finalices, manténte en la posición sentada durante un rato sintiendo tu respiración y observa los cambios efectuados. Podrás percibir la apertura en tu pecho, que facilita la respiración, aumenta la oxigenación y te proporciona calma mental.

Feliz práctica.

Publicidad

Puedes encontrar más ejercicios de Yoga Tibetano, yoga Lu Jong y consejos para mejorar tu rendimiento físico y mental en la página web de Alicia Beltran.

Aquí tienes un vídeo de las 9 respiraciones:

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Así es New Balance 2018 TCS New York City, la colección oficial que se inspira en el ...