12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

El yoga no siempre gusta cuando se hace por primera vez. Si así te ha pasado, es algo normal ¡Vuelve a probarlo!
Yolanda Vázquez Mazariego -
12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga
12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Lo sentimos, el yoga no suele producir amor a primera vista... especialmente en el caso de las personas deportistas. La primera clase de yoga no nos suele gustar, incluso salimos 'estresados', acostumbrados a actividades físicas muy demandantes, en movimiento y a tope.

Eso de estar en una clase en un lugar cerrado con los ojos cerrados, sin movernos del sitio y 'sintiendo' cada parte de su cuerpo, coordinando nuestra respiración con las posturas o asanas, puede ser una experiencia poco atractiva para muchos deportistas. Al menos a mi me pasó... las primeras clases. Y ahora no sólo hago yoga cada día al levantarme. Hasta ya tengo la titulación para ser profesora de yoga. Algo cambio de las primeras clases a las siguientes... y me encantó lo que descubrí.

Lo bueno del yoga es que no tiene porqué gustarte el primer día, aunque sus beneficios se empiezan a notar en la primera clase, pero realmente vas a notar sus efectos si mantienes el reto de ir un mes a yoga, al menos 2 días por semana. Y aún mejor, prueba a hacer un año de práctica de yoga, basta hacer el saludo al sol durante 10 minutos cada mañana, e ir a clase de yoga uno o dos días por semana. Vas a notar como el yoga mejora tu vida, tanto a nivel físico como mental o emocional.

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Por ello, para prepararte 'mentalmente' para tu primera clase de yoga, o en el caso de que ya hayas probado a ir a yoga y no te haya gustado, me he lanzado a escribir este artículo, en un tono humorístico, que desmitifica la idea de que tu primera clase de yoga será una experiencia tan maravillosa que volverás a yoga cada semana... Eso no suele pasar, en general, por eso no te desesperes ni tires la toalla, los beneficios del yoga para deportistas son tantos que deberías dar una oportunidad más al yoga.

12 cosas que no te van a pasar cuando pruebas el yoga por primera vez

1/ No vas a volverte loco o loca por el yoga de repente

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Pocas personas son 'natural yogi' como dicen en inglés, parece que han nacido para hacer yoga, no sólo por su flexibilidad natural, también por su caracter 'zen' y su respiración fluida y natural. Lo mismo ocurre con muchos deportes ¿recuerdas tu primer intento de salir a correr? ¿tu primera clase de natación? Seguro que te costó correr y respirar al mismo tiempo, o no flotabas en el agua de forma natural. Y ahora corres maratones y nadas en travesías de aguas abiertas en el mar... Con el yoga te puede ocurrir lo mismo, tu primera vez puede ser decepcionante, o dolorosa, como las agujetas de tu primer día en CrossFit! pero poco a poco, si perseveras con los entrenos y tienes buenos entrenadores o profesores, vas consiguiendo mejorar y hasta llegar a disfrutar de tu carrera o de tu clase de yoga. Deja de ser una tortura para ser el mejor momento del día. Eso también ocurre en yoga, aunque la idea general es que haciendo yoga todo fluye, tus pensamientos se relajan y el estrés desaparece... No, esto se trabaja, y tu profesor o profesora de yoga son claves para conseguirlo. Así que dedica tiempo a ir a clase de yoga y aplica lo aprendido en casa cuando practiques.

Publicidad

2/ No vas a adelgazar y conseguir un cuerpo estilizado

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

En yoga hay tantos cuerpos com personas, y como ocurre en deporte, por mucho que corras no conseguirás el 'tipo fino' de Eliud Kipchoge, ni los músculos de Rich Froning haciendo CrossFit. Ni su velocidad, ni su resistencia ni su fuerza... pero a base de entrenar conseguirás tu mejor cuerpo y lo más importante tendrás mejor salud física y mental. Eso ocurre con el yoga, pero multiplicado por 2. El yoga no es un deporte, es una práctica muy completa que trabaja en muchos niveles, físico, mental y emocional, y para mejorar, necesitas practicar. Pero ni es necesario tener un cuerpo delgado y fibroso para hacer asanas ni necesitas tener la flexibilidad de un gimnasta ni el cuerpo de una modelo o modelo de yoga. Eso puede venir con el tiempo, depende del tipo de yoga que hagas y de tu alimentacion y ejercicio diario, pero el objetivo del yoga no es adelgazar ni que luzcas perfectamente en las fotos haciendo asanas... Es que luzcas bien por dentro y por fuera, y eso merece la pena!

3/ No te saldrán todas las posturas a la primera

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Si eres una persona deportista y estás en forma, lo normal es pensar que hacer yoga es 'fácil' y que puedes hacer una parada de cabeza sin problemas, o 'abrirte de piernas' o mantener el equilibrio en una pierna sin caerte. Bueno, a algunas personas les salen las asanas a la primera, pero a pocas. Suelen ser personas que han hecho alguna disciplina gimnástica en su infancia, son muy elásticas o están muy conectadas con su cuerpo y mente. Al resto, nos pasa que no podemos creer que la abuelita de 75 años de la esterilla de al lado haga la postura del pavo real sin esfuerzo ni despeinarse, y tu no puedas ni llegar a hacerla con bloques o ayuda. Si eres una persona de retos, puede que te sientas 'obligada' a conseguir las posturas de yoga a la primera, y si no lo consigues te frustres, o acabes lesionándote por hacer el 'bruto'. En yoga aprendemos a 'perder el ego', dejar de pensar en nuestros logros o habilidades y disfrutar de la práctica de yoga, fluir... Eso no llega el primer día.

4/ No respirarás fluidamente de forma natural

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Lo primero que me gusta enseñar a una persona que viene a clase de yoga por primera vez es a respirar. Y eso me cuesta muchos malentendidos. ¿Pagarte 90 minutos de clase cuando no hemos hecho nada? Perdona... has aprendido la base del yoga, ojalá alguién me hubiera enseñado a respirar en mis primeras clases de yoga, pues no le cogí el truquillo al yoga hasta que alguien me dijo por donde, cuando y cuánto respirar en cada momento de la clase. Respirar es la clave de la vida, sin respiración no hay vida. Es lo primero que hacemos al nacer y lo último al morir. Marca cada momento de nuestra vida y podemos sobrevivir sin agua unos días, sin comer un mes pero sin respirar... Nos morimos en pocos minutos. Respirar es un arte, y pocas personas respiran bien de forma natural. Dedica un tiempo a aprender a respirar y verás como tu clase de yoga mejora junto a tu vida personal y tu rendimiento deportivo.

Publicidad

5/ No te van a contratar en el Circo del Sol

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

Muchas personas deportistas van a clase de yoga en el día de descanso para tener una sesión de estiramientos que les ayude a prevenir lesiones y mejorar las que ya tienen. Otras van a ganar flexibilidad, porque no la tienen o porque el tipo de deporte que hacen les va volviendo 'rigidos'. Esta muy bien, pero el propósito del yoga no es conseguir que nos toquemos los pies con las manos al doblarnos, ni que nos llegue la frente a las rodillas, y menos que consigamos hacer un spagar completo abriéndonos de piernas como las niñas de gimnasia rítmica. El yoga es un ejercicio 'hacia dentro' no `hacia fuera'. Si haces yoga para hacer posturas, mejor apúntate a gimnasia acrobática, porque te van a enseñar mejor y vas a hacer ejercicios más 'vistosos' que en yoga.

6/ No te vas a volver vegetariano de repente

Asociamos el vegetarianismo con India y los yoguis más avanzados, pero... sorpresa, ni la dieta india es vegetariana, ni los yoguis famosos lo son.

Es verdad que al hacer yoga tomas más consciencia de tu cuerpo, del planeta y de los seres vivos que vivimos en la Tierra, pero en ningún tratado de yoga antiguo se dice que hay que dejar de comer alimentos de origen animal, si que se habla del respeto a los seres vivos y de la dieta frugal y ligera, pero no hay normas sobre la dieta vegana o vegetariana.

Con el yoga no tienes que comer 'verde', aunque puede que con el tiempo acabes siendo vegetariano o vegano, pero no es imprescindible.

7/ No vas a tocarte los pies con las manos si nunca lo has hecho antes

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

La flexibilidad es una consecuencia de la práctica de yoga, las asanas pueden mejorar tu flexibilidad, también pueden fortalecer tus músculos y tambien pueden aumentar tu resistencia. El yoga trabaja con tu cuerpo, y conoce tus limitaciones. No todo el mundo puede tocarse los pies al doblarse, e intentar forzar la flexibilidad puede acabar en lesión, y grave. Deja las asanas o posturas más 'flexibles' para las personas flexibles, y trabaja en tu cuerpo, no en el de los demás. No te compares, cierra los ojos y disfruta del estiramiento. Cada día ganarás un poquito más, pero... hay un límite y cuando vives el yoga, te da igual no pasar de las espinillas al doblar el cuerpo hacia delante.

8/ No conseguirás mantenerte en equilibrio

Algunas asanas de yoga trabajan el equilibrio, y son más difíciles de lo que parecen a primera vista. Algunas personas tienen un buen equilibrio, y pueden conseguir hacerlas a la primera, pero no es lo normal. No estamos acostumbrados a hacer cosas que requieran equilibrio en nuestra vida, y solemos estar 'carentes' de esta habilidad. Lo bueno del yoga es que trabaja los dos lados del cuerpo, y con las posturas de equilibrio como el árbol, trabajas la propiocepción y tomas consciencia de tu lado dominante o si una lesión te está disminuyendo la fuerza y el equilibrio en un lado del cuerpo. Hay trucos para mejorar el equilibrio, y pasan por la respiración y la autoconsciencia... interesante!

9/ No vas a ir a La India en tus próximas vacaciones

La India es la cuna del yoga, y la meca de muchos de nosotros como profesores, pero para ir a clase de yoga, a hacer un retiro con un maestro o como un tiempo de vacaciones haciendo yoga y turismo. No todo el mundo puede permitirse pasar un mes de yoga en un ashram, y no todo el mundo aguanta la comida, el calor, la humedad y la pobreza de la India... Hay muy buenos sitios en el mundo para hacer yoga, y en España también tenemos buenos centros y buenos profesores. Aprovecha lo que tienes cerca, quizáas sea más importante ir a tu clase de yoga cada semana que ir un mes a un curso de yoga en la India cuando no lo vas a disfrutar ni aprovechar.

Publicidad

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

10/ No saldrás relajado y feliz

Es otra idea preconcebida muy común, pensar que las personas que van a yoga son muy tranquilas, felices y gestionan bien sus problemas y emociones. En fin, los profesores de yoga y los alumnos somos personas normales, con nuestros días buenos y malos y como todos, no podemos estar en modo 'zen' todo el día. Puede que el estrés te haya llevado a empezar con el yoga, y habrás tomado la mejor decisión de tu vida para reducir tu ansiedad y estrés, pero eso no va a pasar inmediatamente. En tu primera clase de yoga, es habitual que no sepas gestionar tus pensamientos y emociones, y no es raro ver a alguna persona salir llorando de la clase, de la primera y de la milesima clase de su vida. Trabajar con las emociones es duro, pero el yoga te ayuda a liberarlas, a aceptarlas y a mejorarlas, poco a poco, y sin milagros de un día.

11/ No habrás conseguido meditar a la primera

Meditar es difícil, muy difícil. Y si meditas al primer intento, enhorabuena, pero lo más seguro es que hayas estado relajándote, o te hayas dormido, nos ha pasado a todos y nos sigue pasando. Meditar es algo que no hemos hecho antes, algo muy beneficioso pero que hay que entrenar y conseguir paso a paso, requiere tiempo y buenos profesores. Lo más normal es que te aburras cuando llegue el momento de la meditación, o que te duermas, pero no pasa nada, un día meditarás y descubrirás que no consiste ni en dejar la mente en blanco ¿estás en coma? ni ver la vida de color rosa ¿qué te ha dado el psiquiatra? ni levitar ¿Qué tipo de droga te has tomado? Meditar es... tendrás que ir a yoga para descubrirlo.

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12 cosas que no te van a pasar en tu primera clase de yoga

12/ No se te hará la clase corta…

La mayoría de las clases de yoga son de 90 minutos, así que no son cortas pero aunque sean de 1 hora, pocas personas no piensan que están perdiendo el tiempo en su primera clase de yoga. Es normal, si te sientas en medio de tu salón, sobre una esterilla, sin hacer nada y oyendo música relajante con las piernas cruzadas ¿Cuánto tiempo aguantas allí? Estar parados, en el momento presente, escuchando al cuerpo y la mente es yoga, o mindfulness si prefieres el concepto occidental de la relajación y el conocimiento del cuerpo. No es fácil, y cuando paramos y miramos hacia nuestro interior, nuestro cuerpo nos indica lo que va mal al hacer una postura, incluso una postura fácil como el cadaver o Savasana. Y nuestra mente nos 'habla' y nos dice lo que nos preocupa, lo que queremos en la vida o lo que no queremos. Muchas cosas para una clase de yoga, pero al principio, hacer yoga puede resultar aburrido y por eso las personas deportistas suelen escoger clases de yoga muy activas como Ashtanga o Vinyasa o Rocket Yoga. Son clases muy demandantes fisicamente, en las que no hay tiempo para pensar hasta el final, y cuando paras, ves los efectos relajantes, y eso está bien.

Entonces, ¿qué puedo esperar del yoga?

El yoga tiene muchas variedades, escoge la que mejor te vaya y no desesperes si al principio te sientes mal en las clases de yoga, o te ves torpe, o te agobias, o sales 'descolocado'. Eso es normal y una parte del proceso.

Y muy importante, prueba las variedades de yoga hasta que encuentres la tuya, y puede que al año necesites otro tipo de yoga, manten la mente abierta y 'pica' de las diferentes clases que te ofrezcan en tu centro de yoga, o en cursos de fin de semana, o retiros. Vas a descubrir un mundo increiblemente amplio y variado haciendo yoga.

También busca profesores y profesoras de yoga con los que te sientas a gusto, esto es algo muy personal. El mejor profesor o profesora de yoga del mundo no consigue adaptarse a todos sus alumnos o alumnas. Hay algo especial en la relación profesor y alumno en yoga, no hace falta que tengas un gurú para hacer yoga, pero si te sientes bien con tu profesor, progresarás y conseguirás más beneficios con el yoga, sea o no el que tiene más seguidores o seguidoras en instagram o youtube, o el que tenga más cursos hechos con maestros de yoga. La energía fluye en la clase de yoga, y cuando fluye, lo sabes.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Tres años consecutivos ayudando a mujeres deportistas a alcanzar sus metas...

Así es All Terrain, la nueva colección de New Balance para correr por el campo....

Joma lanza la edición más especial de sus zapatillas Storm Viper II para el maratón d...

Apúntate el 21 de noviembre en el calendario porque WellneX llega a Madrid, ¿vienes c...

¿Y si la mejor opción fuera un híbrido enchufable auto-recargable?...

La duda es más que razonable, pocos saben qué vehículo adquirir para tener menos rest...