¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

Elegir bien la pauta nutricional te ayudará a disfrutar más de tu sesión y a multiplicar sus beneficios
¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?
¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

ANTES

No tomes nada sólido dos horas antes de hacer yoga, vas a trabajar con respiración abdominal y si has comido mucho o tienes digestiones lentas y pesadas, no vas a poder hacer los ejercicios correctamente y puedes llegar a sentirte mal si aún no has terminado la digestión.

Antes de yoga, lo más indicado es tomar líquidos, bien agua, agua de coco o infusiones naturales energizantes como tés verde, negro y blanco, y tés hidratantes como rooibos o digestivas como manzanilla con anís, menta-poleo, etc.

El objetivo es llegar a clase de yoga bien hidratados, sin molestias digestivas y con energía.

Té yogui (hidratante)

Pon a hervir medio litro de agua y cuando hierva, retira del fuego y vierte en una jarra con dos cucharaditas pequeñas de té negro o de té rooibos (según necesites cafeína estimulante o no) y un palito de canela en rama. Deja reposar 2-3 minutos antes de colar, añade el zumo de una naranja y unas ralladuras de la corteza y guarda en bote de cristal para ir bebiéndo a pequeños sorbos las 2 horas antes de ir a clase.

DURANTE

Conviene llevarse una botella de agua a la clase de yoga, aunque si te has hidratado adecuadamente antes y no vas a sudar, puedes hacer los 90-120 minutos de clase de yoga sin tomar nada.

Si haces yoga con calor o en condiciones de humedad es imprescindible que lleves una botella de agua u otro líquido natural a clase, vas a sudar, perder agua y sales minerales, y además de deshidratarte, puedes experimentar una bajada de tensión. Beber es fundamental.

Infusión de jengibre con limón (remineralizante)

¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

Pon a hervir medio litro de agua con 3 rodajas de raíz de jengibre orgánica y un cuarto de corteza de limón orgánica en tiras. Deja que hierva durante 3-5 minutos, retira del fuego y deja reposar al menos 10 minutos. Vierte en una recipiente de cristal, puedes colarlo si te disgustan los trocitos, pero no es necesario. Cuando ya no esté hirviendo, añade el zumo de un limón, una pizca de bicarbonato y una pizca de sal de hierbas. Remueve bien y llévatela a clase para ir bebiendo poco a poco, antes de empezar a sudar.

Publicidad

DESPUÉS

Es normal que no tengas hambre después de clase, especialmente si tus ganas de comer son por ansiedad y estrés, notarás que hacer yoga calma y evita los picoteos y que con el tiempo, hay una conexión entre tu mente y estómago que hace que te apetezcan más alimentos frescos y saludables como frutas de temporada, verduras y cereales integrales, frutos secos y alimentos asociados al yoga, que pueden hacer de ti una persona vegetariana con el tiempo, vegana o crudívora, aunque no te asustes si te gusta comer carne, no es obligatorio dejar de comerla para hacer yoga.

Para después de clase de yoga, sigue tus apetencias, escucha tu cuerpo ahora que ya no sientes estrés ni ansiedad por comer. Hidrátate con agua, agua de coco, infusiones, zumos recién hechos, smoothies o jugos vegetales prensados en frío, etc. También puedes tomar leches vegetales de almendra, coco, avellana, soja, etc. Y procura comer alimentos sólidos de forma equilibrada, mezclando los carbohidratos del mundo vegetal (arroz y pan integral, patatas, zanahorias, frutas, verduras como brócoli, etc.) frescas o ligeramente cocinados, con las proteínas de los frutos secos, legumbres como la soja y quinua, de los huevos, carnes roja, aves, pescados y mariscos si no eres vegetariano y de los lácteos más vivos como el yogur, kéfir y requesón, con las grasas más sanas en crudo o de primera presión virgen extra de los aceites como el de oliva, aguacate, aceite de coco, sin olvidarte de las grasas de los frutos secos como las almendras, nueces y los piñones sin tostar ni salar.

Batido de plátano y chocolate (recuperante y antiinflamatorio)

¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

Mezcla en un bol un plátano con un yogur natural sin azúcar orgánico o un vaso de leche vegetal, una rodaja de raíz de cúrcuma, una cucharadita de cacao en polvo puro y una pizca de canela en polvo. Bate bien con la batidora y bebe despacio, pero sin dejar reposar para que no fermente el plátano.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Repasamos lo que funciona y lo que no a la hora de organizar nuestras rutinas nutrici...

Los mejores consejos de Tu Visión Gafas Deportivas para la adquisición de tus nuevas ...

Porque tus articulaciones son las bisagras responsables del movimiento... Deberías cu...

Así es el "número 7" de Suunto, un pulsómetro que combina las prestaciones de un smar...

AñosLuz sortea un viaje a Marruecos, ¡no te lo pierdas!...