Saltar a la comba en CrossFit, ¡domina la técnica!

Saltar a la comba se ha puesto muy de moda en los box de CrossFit porque es un ejercicios quemacalorías y activador estupendo, ¿se te sigue atrancando un poquito? Te dejamos las pautas técnicas para que domines "las cuerdas"
Lidia Castillo -
Saltar a la comba en CrossFit, ¡domina la técnica!
Saltar a la comba en CrossFit, ¡domina la técnica!

De niños nos encantaba saltar a la comba, pero los años y el acercamiento a otros deportes nos han hecho que ni recordemos cómo se hacía. Y ahora que te has apuntado a un box de CrossFit y tu entrenador se empeña en hacerte saltar día sí y día también pero no te queda claro ni la técnica de los saltos simples ¡y en nada pretende ponerte a darlo todo con los dobles! No te preocupes, conseguir una técnica de salto adecuada va ser muy fácil si sigues estos consejos, ¡vamos a ello!

 

Primero consigue una comba

¿Cuánto tiene que medir mi comba? No, no te vale la comba que usa tu amiga que mide 1,80, tienes que buscar una que se adapte a tus proporciones. Los criterios que tienes que seguir es que una vez que pisas la cuerda en su centro, las empuñaduras de esta lleguen a la altura de la cadera o incluso algo más arriba, tampoco vale que hagas un nudo en el largo “por si te da por crecer” o quieres compartirla con alguien de otro tamaño. Corta por lo sano el largo, ¡las combas son personales e intransferibles, casi, casi como tu cepillo de dientes!

¿Cuál es el mejor material? Si estás empezando no busques el material más ligero, las cuerdas de acero recubiertas de plástico o PVC son muy, muy rápidas, pero también tienen la contrapartida de que si te equivocas y te golpean, te hacen más daño que las de plástico, que además son más baratas y son una buena compra si te estás iniciando. Otra opción para los novatos es usar tejidos naturales, que como además son más lentos te servirán para ir cogiendo la técnica poco a poco, eso sí, cambia en cuanto tengas cierto dominio a otro material más rápido porque también debes ganar agilidad y velocidad.

Ya tengo la comba, ¡ahora al ataque! ¿Cómo tengo que moverme?

Primero moviliza tus articulaciones, es el calentamiento habitual en todos los entrenamientos que implican cierto desgaste articular y acostumbrarte a calentar primero tobillos, rodillas y muñecas evitará posibles lesiones.

¡Ni se te ocurra mover los brazos como si no hubiera un mañana! Es un error muy habitual de los novatos, pero lamentamos decirte que mover los brazos solo hará que restes productividad y agilidad a tus movimientos. Las muñecas deben moverse solas con movimientos pequeños, manteniendo además los brazos muy cerca del cuerpo con los codos flexionados a 90 grados.

Como para casi todo en esta vida, ¡activa el core! Solo si mantienes el core activo conseguirás proteger la zona lumbar durante el salto, además de conservar la postura erguida sin encorvar la espalda que precisas, por no hablar de que solo lograrás un salto productivo si parte de la fuerza de tu centro de masas y así además estarás evitando compensaciones indeseables que podrían conducirte a una lesión.

Acostúmbrate a fortalecer la cintura escapular, porque la postura de la comba implica mucho a hombros y clavícula.

Al aterrizar, hazlo sobre la punta de los pies. Si aterrizas sobre talones o con los pies planos la carga del salto irá directa a la columna, en cambio, si lo haces desde la puntera esta carga estará redistribuida por tobillos y rodillas y evitarás así lesiones en la espalda.

Más ejercicios típicos del CrossFit que te conviene dominar

Aprende hacer el toes to bar

Consigue el muscle up 

Sube la cuerda en un periquete con estos trucos

Publicidad

El truco para lograr el salto doble con la comba

El truco fundamental para lograrlo es conseguir incrementar la altura del salto al mismo tiempo que consigues mover tus muñecas más rápido. Para lograrlo lo ideal es comenzar practicando saltos sin cuerda, donde te adaptes a la técnica de saltar sobre la punta de los pies y sin encoger las rodillas. Una vez domines esto, coge la cuerda y fíjate dónde están ubicados tus codos, deberán estar en todo momento pegados al cuerpo y delante de los hombros. Empieza haciendo saltos simples cuidando la técnica y luego pasa a combinar 3 simples, un doble, 2 simples, 2 dobles y así sucesivamente. 

¿Cuánto debo entrenar? ¡Con 10 minutos sobra!

Saltar a la comba es un entrenamiento muy intenso, y aunque te parezca un poco exagerado eso de entrenar solo 10 minutos, ¡prueba hacer 20' a 140-150 pulsaciones por minuto! Verás que acabas viendo los 10 minutos una buena cifra. La mejor idea es trabajar con entrenamiento interválico, con sesiones de 10 minutos donde saltas durante 1’, descansas 30” y vuelves a la carga, así unas 7 u 8 series.

¿Sabías que…?

¿Sabías que fue en la antigüedad egipcia cuando según cuenta la crónica histórica se empezó a saltar a la comba? Pues sí, fueron los artesanos de cuerda egipcios los que empezaron a usarlas una vez trenzadas para saltar y así entretenerse. Otro dato curioso es que incluso el médico griego Hipócrates recomendaba saltar a la cuerda como una actividad beneficiosa para la salud.

Todo esto hace la comba por tu salud

Te ayuda a perder peso porque saltar a la comba unos 10 minutos estima que quema alrededor de 130 calorías.

Protege tu corazón, al ser un ejercicio cardiovascular, además de que involucra y tonifica casi todos los músculos de tu cuerpo. 

Te hace más rápido y resistente, a la vez que te ayuda a cuidar tu sistema respiratorio.

Mejora tu coordinación, velocidad y agilidad.

Y como todo ejercicio que pone a prueba tu agilidad física y mental, ayuda al cerebro a generar nuevas conexiones y lo mantiene joven mucho más tiempo.

Publicidad
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...