Así debes ejecutar el salto unipodal

Las claves para completar un salto unipodal eficiente. También te las damos sobre el salto bipodal
Domingo Sánchez -
Así debes ejecutar el salto unipodal
Así debes ejecutar el salto unipodal

El ejercicio tan solo consiste en realizar un salto unipodal y mantener la recepción estable, es decir, no cuenta si se pierde el equilibrio y se termina apoyando el otro pie. Esta cuestión ya de por sí requiere estabilidad y ajustes propioceptivos rápidos.

Sin embargo, el gran reto de este ejercicio se encuentra en observar la pierna de apoyo. Es imprescindible que la acción de amortiguar el impacto se realice con una adecuada estabilidad en el tobillo y la cadera.

Para comprobarlo se debe observar que durante toda la acción excéntrica amortiguadora se mantiene una línea entre hombro, cadera, rodilla y tobillo. Se debe evitar en todo momento el valgo de rodilla, es decir, que se dirija hacia el interior, esto sería síntoma de una excesiva pronación del pie, baja estabilidad en la cadera, o ambos, ya que suele ser una acción desencadenante en todo el miembro de apoyo.

Así debes ejecutar el salto unipodal

Así debes ejecutar el salto unipodal

Salto vertical unipodal con despegue total del pie de apoyo.

Así debes ejecutar el salto unipodal

Así debes ejecutar el salto unipodal

Amortiguación excéntrica estable con apoyo correctamente alineado.

Así debes ejecutar el salto unipodal

Así debes ejecutar el salto unipodal

Compensación con valgo de rodilla y pierna libre en rotación externa.

Puedes grabar el ejercicio desde una visión frontal y observar que durante cada repetición y en ambos hemicuerpos se mantiene esta alineación del apoyo, pero también debes observar como la cadera no oscila lateralmente, se mantiene estable en su disposición horizontal.

Una forma de comprobarlo es observar el pie en suspensión; si el ejercicio es estable, el pie queda alineado y paralelo al de apoyo; si no existe buena estabilidad y la cadera oscila, lo más seguro es que el pie colgante rote y cruce por detrás al pie de apoyo.

Y con el salto bipodal...

Podemos observar la posición de las rodillas en la recepción de un salto bipodal.

Así debes ejecutar el salto unipodal

Así debes ejecutar el salto unipodal

Si existe una buena estabilidad en cadera y tobillo, la rodilla queda bien alineada al realizarse una amortiguación en la flexión.

Así debes ejecutar el salto unipodal

Así debes ejecutar el salto unipodal

Ante una baja estabilidad las rodillas se disponen en valgo dirigiéndose hacia el interior.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...