Cómo tratar las lesiones: ¿frío, calor o contrastes?

La aplicación de frío, calor y contrastes son las maneras más eficaces para tratar una lesión, pero, ¿en qué casos debes aplicar cada una?
José Oriol -
Cómo tratar las lesiones: ¿frío, calor o contrastes?
Cómo tratar las lesiones: ¿frío, calor o contrastes?

 

El uso de frío, calor o contrastes es una de las maneras más sencillas y eficaces de tratar tus lesiones en casa y mejorar tu recuperación tras el esfuerzo, pero ¿cuándo se debe aplicar cada terapia?

→ La crioterapia se basa en el uso del frío como agente terapéutico y posee efectos fisiológicos tan destacados como la disminución del flujo sanguíneo y en definitiva del drenaje vascular y linfático, antiinflamatorio, disminución de temperatura y metabolismo celular, y disminución del edema, del dolor y del espasmo muscular, así como de la velocidad de conducción nerviosa. A partir de los 10 minutos de aplicación el frío funciona como un vasoconstrictor que produce todos esos efectos, pero no es recomendable su aplicación ininterrumpida más allá de los 20 minutos, debido al
"efecto oscilante" de Clarke y Lewis, por el que se vuelve a producir vasodilatación. Es recomendable para esguinces, tendinitis, dolores musculares, roturas musculares y contusiones, y favorece la recuperación tras el ejercicio.

→ La termoterapia, tratamiento con calor, aumenta el flujo sanguíneo (y por tanto del aporte de oxígeno y nutrientes y del drenaje linfático), aumenta del metabolismo y temperatura locales, reduce del dolor, mejora la elasticidad de músculos, ligamentos y tendones, y es antiespasmódica y antiinflamatoria. Esta indicada ante procesos inflamatorios crónicos y subagudos (cuando la lesión no es reciente), contracturas, espasmos musculares, cuadros postraumáticos y afecciones articulares, entre las que destaca la epicondilitis o codo de tenista.

→ Los contrates térmicos (alternancia de frío y calor) favorecen la reabsorción de edemás (al alternar vasoconstricción-vasodilatación), y es útil en el tratamiento de lesiones cuando ya han pasado 72 horas desde que se han producido. Pueden alternarse periodos cortos de inmersión en agua fría (13-18ºC) con otros más largos de inmersión de la zona en agua caliente (38-40º). Por ejemplo: 1’ frío + 3’calor + 1’frío, 3’calor + 1’ frío +  3’calor + 1’ frío.

Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...