Qué es un ictus cerebral y cómo afecta a nuestro organismo: analizamos sus síntomas y tratamientos

El accidente cerebrovascular o ictus es una lesión cerebral que se produce cuando se interrumple el riego sanguíneo a una parte del cerebro. Analizamos sus causas, posibles síntomas y tratamientos
Carlos Aguilera -
Qué es un ictus cerebral y cómo afecta a nuestro organismo: analizamos sus síntomas y tratamientos
Qué es un ictus cerebral y cómo afecta a nuestro organismo: analizamos sus síntomas y tratamientos

Apoplejía, accidente cerebrovascular, derrame cerebral, infarto cerebral…lo llames como lo llames, estamos hablando de un ictus, una circunstancia de la que te puedes recuperar totalmente o que puede tener graves consecuencias para tu salud.

El accidente cerebrovascular o ictus es una lesión cerebral que se produce cuando se interrumple el riego sanguíneo a una parte del cerebro o cuando se produce un derrame de sangre en el cerebro o alrededor de él.

Las células nerviosas del cerebro necesitan un suministro constante de oxígeno y azúcar (glucosa), los cuales son transporatdos por la sangre. Cuando la sangre no puede llegar a ciertas partes del cerebro se interrumple el suministro de oxígeno a esas zonas.

Sin oxígeno, mueren las células cerebrales. Cuanto más tiempo esté el cerebro privado de sangre, más grave será el daño cerebral.

Antes de continuar analizando factores de riesgo, incidencia y tratamientos, déjanos recordarte la historia de Julio Agredano, un hombre vital al que le dio un doble ictus. Nos cuenta su historia: "la única herramienta válida para prevenir el ictus es el deporte". 

Factores de riesgo

- Edad avanzada

- Hipertensión

- Diabetes

- Colesterol alto

- Fumar

- Fibrilación atrial (arritmia)

- Falta de ejercicio

- Beber en exceso

Incidencia

- El ictus es actualmente la segunda causa de muerte en la población española y la primera causa de muerte en la mujer.

- El 95% de los ACV suceden en personas mayores de 45 años. Pero incluso los fetos pueden sufrir de esta enfermedad.

- El 87% de los accidentes cerebrovasculares son ocasionados por un coágulo sanguíneo.

- Cada seis minutos se produce un ictus en España. Cada año se registran 12.000 casos nuevos.

- Los hombres tienen un 25% más de probabilidades que las mujeres

- Una persona que sufre un ictus pierde hasta 1.900.000 neuronas por minuto durante el episodio.

Tipos de ictus cerebral

Hemorrágico

Se produce cuando se romple un vaso sanguíneo en el cerebro. La sangre sale del vaso y el hematoma comprime el tejido circundante.

Isquémico

Los vasos sanguíneos están obstruidos. Los coágulos causantes del problema se denominan trombos cerebrales o embolismo cerebral. Pueden ser de dos tipos:

- Trombosis: un coágulo que se desarrolla en el mismo vaso sanguíneo cerebral.

- Embolismo: el coágulo se desarrolla en otra parte del cuerpo. Una porción del coágulo se desprende y viaja hasta el cerebro.

Síntomas

- Dolor de cabeza brusco, intenso e inusual

- Parálisis facial

- Pérdida de visión

- Expresión en lenguaje inteligible

- Mareos y pérdida de equilibrio o coordinación

- Pérdida de fuerza en un brazo o pierna

- Dificultal al caminar

Tratamiento

- Trombólisis: para romper el cóagulo se administra una medicina dentro de las 4,5 horas del comienzo de los síntomas

-Trombectomía: se remueve el acúmulo de coágulo mecánicamente

- Angioplastia: se introduce un globo inflabe en la arteria cegada para ampliarla.

- Stenting: se coloca una malla metálica en la arteria obstruida para ampliarla y restablecer su integridad.

- Hipotermia terapéutica: el frío protege las neuronas y retarda el proceso que se se presenta tras un infarto cerebral.

¿Sabías que...?

- Los frutos secos reducen la incidencia de ictus cerebral hasta en un 49%. Según el estudio publicado en New England Journal of Medicine basta con 30 gramos por día, de los cuales 15 g han de ser nueces.

- Un ictus isquémico transitorio es un ictus leve cuyos síntomas no pasan de las dos horas generalmente. Se produce por una detención del riego sanguíneo a parte del cerebro, durante un periodo breve y no suele acarrear consecuencias más que a corto y medio plazo. Los síntomas pueden pasar desapercibidos ya que son ligero adormecimiento de una zona, debilidad de un músculo poco específico cuya actividad es suplida por otros, pequeñas amnesias o una ligera desorientación.

- Si has sufrido un ictus leve, tienes más posibilidades de que se produzca un segundo ictus en los próximos días.

- Cada minuto que pasa es crucial, por eso es esencial acudir a urgencias lo antes posible en cuanto se detecta alguno de los síntomas para reducir al mínimo las secuelas y que el accidente no llegue a ser fatal.

- Si sufres de hipertensión, necesitas un control periódico de la presión arterial para alejar el riesgo de ictus ya que una presión alta es el factor principal que desencadena un ictus.

- Tras un ictus y su consecuente pérdida neuronal y funcional, el paciente puede recuperarse en parte o del todo gracias a la plasticidad cerebral, una característica que le permite al cerebro reorganizar sus funciones para adaptarse a las nuevas circunstancias, haciendo algunas neuronas funciones nuevas para las que teóricamente no estaban preparadas.

- Las terapias más avanzadas para rehabilitar a los pacientes con ictus son las que usan células madre para recuperar funciones cerebrales perdidas.

Te recomendamos

Así concibe la firma italiana especialista en sillines su versión para bicicletas elé...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

Las sentadillas son un ejercicio clave para el trabajo muscular de piernas y glúteos....