¿Qué es la prueba de esfuerzo y por qué se realiza?

La prueba de esfuerzo es un análisis bastante común con el que se busca evaluar el corazón y sus posibles patologías.
Noelia Hontoria -
¿Qué es la prueba de esfuerzo y por qué se realiza?
En la prueba de esfuerzo el médico monitorizará nuestro corazón, nuestra presión arterial y el oxígeno.

La prueba de esfuerzo sirve para hacer el diagnóstico de alguna posible alteración en el corazón. Nos permite comprobar su reacción ante diferentes esfuerzos físicos. Así podremos detectar enfermedades o problemas coronarios que pueden poder en peligro nuestra vida.

Otro nombre con el que podemos referirnos a la prueba de esfuerzo es ECG de esfuerzo.

¿Cómo se lleva a cabo la prueba de esfuerzo?

Si te han citado para una prueba de esfuerzo, es posible que tengas dudas sobre lo que tendrás que hacer en ella. Para empezar, te limpiarán la piel con alcohol y te colocarán unos electrodos en el pecho y en la espalda, conectados a un electrocardiógrafo, una máquina que medirá la actividad del corazón y realizará un electrocardiograma con los resultados arrojados. En el brazo te colocarán un manguito para medir la presión arterial.

¿Qué es la prueba de esfuerzo y por qué se realiza?

En la pantalla se registrarán los cambios en el ritmo cardíaco.

Antes de comenzar, se realizarán unas mediciones de la presión arterial y la actividad del corazón en reposo. Los mismos datos se recogerán también al finalizar, en torno a diez minutos después de la finalización del ejercicio. Durante una prueba de esfuerzo también se puede realizar una ecocardiografía o una prueba de esfuerzo nuclear inyectándonos radioisótopos.

El ejercicio en sí consistirá en subir a una cinta de andar o bicicleta estática. Cada cierto tiempo, aproximadamente dos minutos, se aumentará la velocidad para detectar los cambios que se producen en el corazón, en la presión arterial y en el oxígeno. Al finalizar la prueba tendrás un tiempo de reposo sentado o tumbado.

Con todos los datos que se recojan durante la prueba, se obtendrá información sobre el estado actual del corazón, su flujo sanguíneo y su respuesta ante determinados esfuerzos.

Publicidad

¿Qué hacer y qué no hacer las horas previas a la prueba de esfuerzo?

Si tienes una prueba de esfuerzo agendada, tendrás que permanecer en ayunas al menos durante las 4 horas previas a la cita. Tampoco podrás beber nada. Si tomas medicación, consulta con tu doctor, ya que esta puede influir en los resultados de la prueba.

Cuando finalice la prueba de esfuerzo podrás retomar tu actividad normal y volver a comer sin restricciones, a no ser que el médico te indique lo contrario.

Publicidad
También te puede interesar

¿Descarta todo tipo de riesgo para nuestro corazón?, ¿cómo puedo traducir la información que me da para mis entrenamientos? Respondemos las 8 preguntas claves alrededor de una prueba de esfuerzo, ¡una prueba imprescindible para cualquier deportista que quiera disfrutar de su deporte sin riesgos!

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

El objetivo del desayuno para el corredor es aportar nutrientes esenciales sin entorp...

Los 5 objetivos de nutrición que todo buen corredor debe tener en cuenta para configu...

Elegidas por una gran mayoría de corredores populares, las ASICS Gel Cumulus han esta...

Claves de entrenamiento y nutrición para conseguir activar tu metabolismo y cumplir t...

Una nueva versión de las LAZR: así son las Fresh Foam LAZR v2 de New Balance, una zap...