¿Qué es el ojo de gallo y cuál es su mejor tratamiento?

Entre las dolencias y patologías que pueden afectar a nuestros pies, el ojo de gallo es una de las más dolorosas.
Noelia Hontoria -
¿Qué es el ojo de gallo y cuál es su mejor tratamiento?
Es necesario cuidar nuestros pies para evitar la aparición de callos y otras patologías.

El ojo de gallo es una especie de callo formado entre dos dedos de los pies, en la unión entre ambos. La localización del mismo provoca que sea bastante doloroso e incómodo, ya que la fricción de los dedos al andar empeora sus síntomas. También se le conoce bajo el nombre clínico de hemaloma interdigital.

Como se ha apuntado, el ojo de gallo aparece fundamentalmente por la fricción entre los dedos, ya sea por un zapato que nos apriete demasiado en la parte delantera o por una deformación de los huesos de esta zona. Para detectarlo, aunque podría verse a simple vista, se recurre a una radiografía con el objetivo de descartar que esté provocado por otros asuntos.

Además, esta misma radiografía nos dará pistas sobre si el ojo de gallo ha aparecido por un calzado inadecuado o por el roce de los huesos de los dedos de los pies.

Publicidad

Tratamiento del ojo de gallo, ¿necesitaremos cirugía?

En la mayoría de las ocasiones, el ojo de gallo termina requiriendo una intervención médica, excepto si se advierte que el problema está en el uso continuado de un tipo de zapato que favorece la formación de estas callosidades (en ese caso, podría aparecer entre diferentes dedos).

Para estas situaciones, se recomendará un calzado de horma ancha y el uso de geles que favorezcan la desaparición del hemaloma interdigital.

¿Qué es el ojo de gallo y cuál es su mejor tratamiento?

La cirugía para el ojo de gallo consiste en una pequeña incisión.
Publicidad

Sin embargo, si el callo se formó debido a nuestras características óseas, volverá a aparecer con el tiempo, por lo que cuidar el calzado o utilizar siliconas es solo una solución temporal. La solución definitiva pasa por una pequeña cirugía.

¿En qué consiste la cirugía para tratar el ojo de gallo?

Si tu médico te ha recomendado una intervención quirúrgica, seguramente habrá optado por la llamada cirugía percutánea. Se trata de un tipo de operación menor que no requiere de ingreso hospitalario. Se provoca una pequeña incisión de apenas 3 milímetros en la zona afectada. A través de este microcorte, se introduce una lima con la que se limará parte del hueso para evitar que siga rozando.

La cirugía es tan sencilla que no supone ningún problema para que el paciente camine el mismo día de la intervención. Además, tampoco existe ningún tratamiento concreto para la rehabilitación. Normalmente, el paciente estará totalmente recuperado en dos o tres semanas y no debería volver a sufrir esta molestia que, si bien no es grave, puede llegar a ser muy incómoda y dolorosa.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Seguramente cuando te adentras en el entrenamiento de pesos libres utilizando barras y kettebells o realizando pull-ups, observarás como se forman callosidades en la piel de las manos. Sí, es algo inevitable y forma parte de las adaptaciones al entrenamiento que aunque no muy estético sí que tiene su función. Sin embargo, no es buena señal que salgan en todas las partes de la mano, no debes cometer el error de que llegue a levantarse, así que antes de mostrar orgulloso tus heridas espartanas deberías plantearte algunos aspectos.

Te recomendamos

Las claves para comer de forma funcional y los mejores alimentos para conseguir tus o...

Con el máximo retorno de energía de todas las espumas de New Balance hasta la fecha, ...

Quake es el nuevo diseño de Saucony que se incorpora a grandes modelos de su línea té...

La periodista Noemí de Miguel ya es finisher del Maratón de Ciudad del Cabo y lo logr...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

¿Y si hubiera alguna forma de construir calzado más eficiente variando la mecánica de...