¡Inmunízate! Plántale cara a las infecciones

Los días se acortan, las temperaturas bajan y sacamos del armario las prendas de abrigo. Y junto a estos cambios, nos visitan de nuevo unas viejas conocidas de la temporada: las infecciones. No podremos acabar con ellas del todo, pero con este artículo vamos a intentar ponérselo muy difícil si pretenden atacarnos
Mª Luz Arredondo -
¡Inmunízate! Plántale cara a las infecciones
¡Inmunízate! Plántale cara a las infecciones

 

Cuando estamos sanos, todos los sistemas y órganos de nuestro organismo desarrollan sus funciones adecuadamente y consideramos enfermedad a cualquier alteración  continuada en ese funcionamiento. Las enfermedades están producidas por muchos motivos, entre ellos están los agentes infecciosos que penetran en nuestro organismo y se multiplican en su interior; esto hace que nuestro organismo se defienda frente a esa invasión. De ello es responsable el sistema inmune. También existen  enfermedades no infecciosas que también  van a desencadenar esta respuesta debido a la entrada de células y moléculas extrañas, conocidas como antígenos.

  • Inmunidad y sistema inmunitario

La inmunidad es la capacidad de nuestro organismo para defenderse frente a sustancias extrañas: organismos patógenos y células extrañas. Afortunadamente, tenemos barreras que evitan su entrada y defensas inmunológicas que los combaten una vez que se ha producido su penetración:

→ Como primera barrera encontramos la piel y las mucosas que recubren las vías internas; también las secreciones del organismo contienen sustancias que retienen o eliminan los agentes patógenos.

→ Una segunda línea  es la respuesta inflamatoria que está constituida por las células fagocitarias o fagocitos (un tipo de glóbulos blancos), que engloban y destruyen a cualquier microorganismo, así como otros leucocitos que están relacionados con la liberación de sustancias que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos y  el aumento de temperatura (inflamación).

Por último, la respuesta inmunitaria realizada por los linfocitos, que fabrican un tipo de proteínas que se conocen como anticuerpos.

Actualmente, y a causa del entorno en el que vivimos, el cuerpo humano está expuesto a gran cantidad de agentes externos, algunos de ellos patógenos y de los cuales nuestro sistema inmunitario debe protegerse y defenderse. Para ello debemos estimularlo, y lo haremos favoreciendo el desarrollo del sistema inmunitario humoral y celular. Hasta el momento, se han realizado muchas investigaciones de cómo la respuesta inmunitaria puede ser potenciada por una serie de factores  de diferente naturaleza, que pueden ser desde llevar un modo de vida saludable hasta el uso de sustancias que actúan provocando la estimulación inmunitaria.

  • ¿En qué consiste un modo de vida saludable?

Se habla mucho de llevar una vida saludable y es tu primera arma contra las infecciones, aunque muchas veces no  tenemos claro en qué consiste exactamente. Estos son tus pilares:

→ Cuidar la higiene personal, evitando compartir con otras personas copas, platos, vasos, útiles de aseo o cualquier otro objeto.

→ Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco.

→ Protegerse adecuadamente frente a los grandes contrastes de temperatura. Al salir a la calle, conviene abrigarse bien y en lo posible respirar por la nariz, hasta llegar a un lugar con temperatura ambiental más cálida. Para tus entrenamientos al aire libre utiliza ropa técnica que te abrigue adecuadamente permitiendo la transpiración. Aunque tampoco te abrigues demasiado, ten en cuenta que vas a entrenar. Este es un error que cometen frecuentemente algunos deportistas que comienzan y es contraproducente, porque pasas calor, sudas demasiado y el contraste de temperatura es mayor al terminar. 

→ Evitar las grandes aglomeraciones de gente y los locales poco ventilados.

→ Realizar ejercicio físico regular favorece el sistema inmunitario, ya que eleva la respuesta del organismo. Utiliza ropa con tejidos que evaporen la humedad e hidrátate durante el ejercicio. Pero debemos tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura, así que una vez acabado debemos abrigarnos, estira rápidamente y luego date una ducha reconstituyente.

→ Mantener una alimentación equilibrada.

Publicidad


Lo que mejor protege tu organismo es llevar una alimentación equilibrada. Aquí nos centraremos específicamente en los alimentos cuya ingestión nos aportarán nutrientes indispensables para fortalecer  muestras defensas como son las  frutas y verduras frescas y crudas.

  • Alimentos ricos en vitamina C, que interviene en mecanismos como es la hidroxilación de la prolina para formar hidroxiprolina necesaria para la síntesis de colágeno, que se encuentra en tejidos como la piel, una de las primeras barreras defensivas. Además, aunque no está del todo aclarado, parece que interviene en un aumento de la actividad  inmunológica. Entre los alimentos ricos en ella encontramos los cítricos, pimientos, coles, espinacas, frutas como los plátanos, mangos, el kiwi, la piña y el melón. Otras fuentes son los escaramujos, la acerola y la alfalfa.
  • Los que contienen vitamina A; esta  interviene en la formación y mantenimiento de tejidos óseos y blandos, de mucosas y la piel. También es conocida como retinol, ya que se encuentra asociada al correcto funcionamiento de la retina. Se encuentra en alimentos de origen animal como la leche, la carne, el queso y los huevos. Podemos encontrar precursores de esta vitamina en los alimentos que contiene carotenos como son las zanahorias, la calabaza, la naranja, albaricoques, espinacas y hortalizas de hoja verde. Estas fuentes naturales de beta caroteno además de estar libre de grasas y colesterol tiene un efecto antioxidante, protegiendo a las células de los radicales libres evitando los procesos de envejecimiento celular y los procesos degenerativos relacionados con enfermedades crónicas.
  • Alimentos que contengan vitaminas del grupo B, que son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Entre las propiedades que nos resultan interesantes están las de fortalecer el sistema inmune junto con otras muchas funciones (intervenir en procesos celulares, producción de hormonas y enzimas, mantener el sistema nervioso en condiciones saludables, etc.) Estas son hidrosolubles por lo que en su mayoría debemos ingerirlas diariamente, encontrándose en carnes, pescado, huevos y lácteos; dentro de los alimentos de origen vegetal  las encontramos en los cereales integrales, las legumbres, las nueces y otros frutos secos.
  • Vitamina E; importante por sus propiedades antioxidante, que protegen así el daño oxidativo a las membranas de las células y reforzándolas por tanto frente a infecciones. Entre los alimentos ricos  están los aceites de germen de trigo, de oliva, semillas de lino, almendras, aguacates, etc.
  • Aquellos alimentos que contengan minerales como hierro, ya que su deficiencia puede afectar a la respuesta inmunitaria; éste debe tomarse asociado con la vitamina C  y evitar ingerirlo con inhibidores de su absorción como son el café, té, etc.; lo encontramos en legumbres y cereales.
  • El zinc es otro oligoelemento importante para la respuesta inmunitaria, ya que está relacionado con la síntesis de colágeno, respuesta frente al estrés, cicatrización de heridas, componente de enzimas antioxidantes, etc.; lo encontramos en alimentos de origen animal como la yema de huevo, marisco, carne, pescado, yogures y de origen vegetal como son levadura de cerveza, legumbres, lecitina de soja, soja y  cereales integrales.
  • Alimentos que contienen selenio también con propiedades antioxidantes y de efecto beneficiosos sobre el sistema inmune, también presente en la levadura de cerveza, alimentos como el brécol, apio, ajo, cereales integrales, frutos secos, etc.
  • Alimentos que contengan glutamina que es un aminoácido esencial que tiene utilidad como inmunitario, ya que aporta energía a las células inmunitarias como son los linfocitos y macrófagos. Son fuente de glutamina los lácteos, las carnes, los cacahuetes, las almendras, la soja, el pavo y las judías secas.
  • Alimentos que contengan coenzima Q-10, que potencia el sistema inmunitario entre estos aceites como el de germen de trigo  y la soja.

Además, los alimentos como cebolla y ajo de propiedades bactericidas y antivirales, debemos incluirlos en nuestra dieta más a menudo. Es muy importante en todo momento, estar bien hidratados, lo que nos va a ayudar frente a posibles infecciones.

Publicidad


La propia naturaleza nos ofrece ayudas para reforzar nuestro sistema inmunitario, desde plantas hasta productos elaborados por los seres vivos que podemos usar en nuestro beneficio.

  • Una de las plantas más conocidas y utilizadas es la echinacea, ya sea en forma de extracto, comprimidos, jarabes, etc. Tiene la propiedad de estimular la producción de fagocitos y de sustancias polisacáridas de propiedades antivíricas.
  • La uña de gato, utilizada en cápsulas o extracto, que por su contenido en alcaloides (isomitrafilina y pteropodina) provoca un aumento de la actividad fagocítica de los glóbulos blancos entre ellos los macrófagos, además de estimular la formación de linfoquinas de propiedades antivirales.
  • El astrágalo, utilizado en la medicina tradicional china, cuya composición de polisacáridos (astragalanos, astraglucanos, etc.), presenta una actividad inmunoestimulante tanto del sistema humoral, como del celular, provocando un aumento de los niveles de inmunoglobulinas. Se administra en forma de extractos de raíz.
  • El hongo conocido como reishi (Ganoderma lucidum) cuyos extractos actúan como inmunorestauradores en individuos con supresión inmunológica suave a moderada (el efecto puede ser debido a cambios en los fenotipos de las células T, o por realce de la función de la célula T).
  • Otro hongo Shiitake de efecto fortalecedor del sistema inmunológico, que estimula nuestra producción de interferón, linfocitos T y macrófagos, ayudándonos en procesos víricos y bacterianos.
  • El té verde, que por su contenido en polifenoles tiene propiedades como antioxidante y esto puede aumentar la resistencia frente a enfermedades infecciosas. Lo tomaremos en infusión, que aparte de sus beneficios, en esta época de cambio estacional muchas veces nos reconfortara.
  • Los arándanos que además de contener vitamina C y E, poseen antocianos de propiedades antioxidantes que aumentan la resistencia a las infecciones.
  • El regaliz que por su contenido en glicirrina inhibe el crecimiento de los microorganismos, aunque esta planta está contraindicada si se padece hipertensión o se tiene un tratamiento con cortisonas. Podemos tomarlo en forma de infusiones que además nos ayudarán desde el punto de vista digestivo.
  • La ashwagandha es considerada como un adaptógeno: un tipo de hierba capaz de reforzar la resistencia al estrés y  se utiliza para estimular el sistema inmunológico. Su utilización son cápsulas.
  • El alga espirulina parece que tiene cierto efecto inmunoestimulante ya que es una importante fuente de vitaminas del grupo B, incluida vitamina B12 y también aporta vitamina A, E. Esta se consume en forma de comprimidos.
  • El alga clorella, aumenta el número y actividad de los macrófagos y de los linfocitos T, así como la producción de interferón. Además contiene vitaminas del grupo B, que refuerza su efecto sobre el sistema inmune, su consumo es en forma de cápsulas o comprimidos.
  • El ginseng, estimula la formación de glóbulos blancos fortaleciendo el sistema inmunitario. Su forma de administración es muy variada, tanto como preparados se pueden encontrar a la venta.
  • El eleuterococo es una planta adaptógena que estimula el sistema nervioso central, aumentando la resistencia a las enfermedades y a reducir la frecuencia de los trastornos, que junto a un aumento en la cantidad de linfocitos nos ayudará a reforzar nuestro sistema inmune.

No debemos olvidarnos de la eficacia que presentan algunos productos que nos ofrece elaborados la naturaleza como es el propóleo, procedente de las abejas y de propiedades antimicrobianas, y que gracias  a su composición rica en esencias, minerales y oligoelementos, hace su espectro frente a los microorganismos sea muy amplio. La jalea real que contiene vitaminas B, C, A y E, así como minerales entre ellos hierro, selenio, etc, lo que contribuye a un efecto beneficioso sobre el sistema inmune.

Publicidad

Si a pesar de todas esas precauciones empiezas a notar  los  primeros síntomas de enfermedad, puedes tomar plantas como tila y flores de sauco para bajar la fiebre, debido a sus principios activos, como son flavonoides, glucósidos cianogenéticos, polifenoles, mucílagos y  taninos que potencian su efecto febrífugo.

También el eucalipto y el jengibre contienen esencia de efecto balsámico y expectorante que estimulan las células secretoras de la mucosa bronquial, además de su poder antiséptico y balsámico. Por último, el tusílago y el llantén contienen mucílagos de efecto antitusígeno, emoliente y espasmolítico.

Podemos proponer la ingestión de tisanas que contengan tila, jengibre y llantén, mezclando a partes iguales, tomando tres tazas al día y suplementando con propóleo (15-20 gotas), además de zumos ricos en vitamina C y A.

Otra alternativa, es tomar como antiséptico infusiones de tomillo, orégano, junto con amapola y gordolobo de efecto antitusígeno.

Si aparecen dolores musculares, podemos utilizar plantas como el jengibre, el romero y el espliego que se pueden tomar en infusiones o dar masajes de las zonas doloridas; también puede ser interesante el uso de grosellero negro y harpagofito en cápsulas para aliviar las molestias, ya que posee un efecto antiinflamatorio.

Si aparecen vómitos, se tomarán infusiones en pequeños sorbos de plantas como manzanilla, melisa, jengibre o menta. En el caso de las diarreas, podemos tomar infusiones no demasiado concentradas y también a pequeños sorbos, de plantas ricas en taninos que presentan un efecto astringente como salicaria, bistorta, escaramujo, agrimonia u ortiga blanca.

Con los cambios bruscos de temperatura, anímate haz una dieta rica en fruta y verdura fresca, haz deporte con moderación y toma alguna de las plantas (Echinacea y propoleo) como complemento para reforzarte… ¡INMUNÍZATE!

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...