Ejercicios de Kegel: ¿para qué sirve fortalecer el suelo pélvico?

Los ejercicios de Kegel son muy populares para fortalecer el suelo pélvico, entre otros beneficios.
Noelia Hontoria -
Ejercicios de Kegel: ¿para qué sirve fortalecer el suelo pélvico?
Existen diferentes ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Los ejercicios de Kegel podemos definirlos de forma sencilla como los ejercicios enfocados a contraer el músculo pubocoxigeo. Este músculo se encuentra localizado en la zona pélvica y su buen estado proporciona diferentes beneficios tanto para el hombre como para la mujer.

A continuación, por cuestiones fisionómicas, distinguiremos entre ambos géneros los beneficios que tiene fortalecer el suelo pélvico mediante los ejercicios de Kegel.

¿Qué beneficios obtendremos con los ejercicios de Kegel?

En el caso de las mujeres, los beneficios de los ejercicios de Kegel están relacionados con la etapa de gestación y el parto, pero también con trastornos de diferentes ámbitos, como la incontinencia urinaria. Con estos ejercicios conseguiremos un mayor control sobre los músculos de la pelvis, lo que nos puede ayudar en este tipo de situaciones. Por otro lado, trabajar estos músculos se suele relacionar con el aumento del placer sexual.

Ejercicios de Kegel: ¿para qué sirve fortalecer el suelo pélvico?

Los ejercicios de Kegel tienen beneficios tanto para hombres como para mujeres.

En el caso de los hombres, los ejercicios de Kegel están indicados principalmente para casos de eyaculación precoz, aunque también se pueden realizar para mejorar el rendimiento sexual.

Publicidad

¿En qué casos es aconsejable realizar los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel suelen ser recomendados por un doctor en diferentes situaciones, pero las más habituales parten de las disfunciones sexuales, de la edad o, en el caso de las mujeres, del embarazo y el parto. Esto es así porque son momentos en los que los músculos del suelo pélvico pueden sufrir más y perder firmeza.

Lo mejor de realizar este tipo de ejercicios es que, aunque requieren constancia, ocupan poco tiempo diario, se pueden hacer en cualquier momento y lugar y no necesitamos ningún material específico. Además, puede servir tanto como tratamiento preventivo, como rehabilitador. Al no tener efectos secundarios ni carácter invasivo, se pueden realizar a cualquier edad, independientemente de las características personales.

En algunos casos en el que el paciente lo requiera, es posible recurrir a la estimulación eléctrica, aunque no es la práctica más habitual.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

La incontinencia urinaria es común entre mujeres y se arregla fácilmente con ejercicios específicos de rehabilitación pélvica o ejercicios de Kegel

Te recomendamos

Las claves para comer de forma funcional y los mejores alimentos para conseguir tus o...

Con el máximo retorno de energía de todas las espumas de New Balance hasta la fecha, ...

Quake es el nuevo diseño de Saucony que se incorpora a grandes modelos de su línea té...

La periodista Noemí de Miguel ya es finisher del Maratón de Ciudad del Cabo y lo logr...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

¿Y si hubiera alguna forma de construir calzado más eficiente variando la mecánica de...