Cuidado: el ejercicio intenso aumenta el riesgo del mal llamado corte de digestión

No sólo debemos tener precuación respecto al tiempo que ha pasado desde la última comida antes de bañarnos
Redacción Sport Life -
Cuidado: el ejercicio intenso aumenta el riesgo del mal llamado corte de digestión
Cuidado: el ejercicio intenso aumentar el riesgo del mal llamado corte de digestión

Lo primero que hay que aclarar es que realmente hay existe lo que desde pequeños nuestros padres llamaban “corte de digestión”. En realidad, se llama hidrocución y es un shock periférico que se crea por problemas en la vasculación. Sufrimos una bajada repentina de la tensión arterial que nos puede provocar vómitos, debilidad o pérdida de conocimiento, algo que podría derivar en un ahogamiento.

La causa no está directamente relacionada (aunque sí de forma indirecta) con el tiempo que haya pasado de la comida. Este shock se provoca por los cambios bruscos de temperatura.

Factores de riesgo son una temperatura del agua muy baja o que la nuestra sea muy alta por haber estado largo tiempo tomando el sol o porque vengamos de hacer un ejercicio intenso. Mucho cuidado por tanto, de meternos en el mar o en la piscina inmediatamente después de haber terminado de correr o de haber jugado un partido de vóley o de fútbol a pleno sol. Cuánto más fría está el agua y más caliente está nuestro cuerpo, más aumenta exponencialmente el riesgo.

¿Y cómo influye entonces la comida? Depende de que cómo la ingestión de los alimentos afecta nuestra temperatura corporal, por lo que las comidas más “pesadas”, con más grasas, que demandan mucho riego sanguíneo, lo que puede aumentar la temperatura de esa zona disminuyendo el riego a otras partes del cuerpo. Esto, añadido al contraste con el agua fría, podría provocar una hidrocución.

Por tanto, la comida es un factor de riesgo, pero tampoco excluyente. El riesgo no bajaría por mucho que dejemos pasar tres o cuatro horas de la comida a meternos en el agua si en ese tiempo te duermes una siesta a pleno sol o te metes un partido de fútbol ya que la temperatura de tu cuerpo seguiría muy alta. Para prevenir el riesgo, lo primero es ser conscientes de cuál es nuestra temperatura corporal, esperar si es muy alta sea cuál sea la causa, y entrar al agua de forma muy progresiva para dar tiempo a nuestro cuerpo para que se acostumbre.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Así son las nuevas Ultraboost 19 de adidas, unas zapatillas que cuentan con un 20% má...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Empieza la cuenta atrás para el primer maratón de Noemí de Miguel y hablamos con ella...

Con o sin experiencia, os ofrecemos un fin de semana único en uno de los lugares más ...