Cómo prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en deportes de impacto

No estar bien compensada o entrenar incorrectamente son factores que debilitan el suelo pélvico
Dra. Adriana Ribé -
Cómo prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en deportes de impacto
Cómo prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en deportes de impacto

Cada vez hay más mujeres que padecen escapes de orina o disfunciones sexuales causadas por un debilitamiento del suelo pélvico que tienen su origen en no haber compensado correctamente la elevada presión intrabdominal y los repetidos impactos que se producen en muchas actividades deportivas. Entrenar incorrectamente durante el embarazo y retomar la actividad física sin haber realizado una correcta rehabilitación tras un parto vaginal también son factores de riesgo.

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que sostiene la parte baja del abdomen, donde se encuentran el útero, la vejiga urinaria y el intestino, por lo que se debe mantener con un buen tono muscular. Sin embargo, los deportes de impacto como el running, el pádel o incluso el baloncesto pueden debilitar el suelo pélvico con los órganos que este sustenta, produciendo síntomas como pérdidas involuntarias de orina, disfunciones sexuales e incluso prolapsos (el descenso de los órganos de su ubicación natural).

¿Cuándo debo acudir al especialista?

Se suele pensar que el debilitamiento del suelo pélvico afecta a las mujeres de edad más avanzada. Lo cierto es que las pacientes con esta problemática son cada vez más jóvenes, debido al auge de actividades físicas de impacto como el running. Tengas la edad que tengas, debes consultar al médico o a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico si notas que se te escapa la orina al correr, levantar peso en el gimnasio, tose, reír o incluso estornudar. Indica un debilitamiento del suelo pélvico que es imprescindible corregir antes de que se produzca un problema mayor.

¿Cómo se puede prevenir?

Cualquier mujer (deportista o no) debe realizar ejercicios para reforzar el suelo pélvico de forma preventiva. Para empezar, es importante mantener unos hábitos saludables que te ayudarán a mantener tu peso, dado que el sobrepeso agrava los problemas de suelo pélvico. Los especialistas recomiendan ejercicios Kegel, destinados específicamente al trabajo específico del suelo pélvico y abdominales hipopresivos, un tipo de entrenamiento del abdomen de baja presión que ayuda a reducir cintura y fortalece el suelo pélvico.

Cuando el ejercicio no es suficiente, se puede recurrir a la cirugía para rehabilitar el suelo pélvico y a novedosos tratamientos médicos como ThermiVa, que mediante radiofrecuencia estimula la producción de colágeno en la zona.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

En verano apetece montar en bici con “la fresca”, cuando empieza a entrar la noche. E...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

Ya hemos cumplido el primer mes del #RetoSportLife #RetoHerbalife y la periodista Noe...

Así son las Supercross de Joma, unas zapatillas cómodas, estables y reactivas...

Te contamos porqué el deportista no tiene porqué excluir al pan de su alimentación y ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...