Así funciona... El latido cardiaco

Así funciona el latido cardiaco, el "motor" que nos pone en marcha
Sport Life -
Así funciona... El latido cardiaco
Así funciona... El latido cardiaco

No es más que un músculo, del tamaño de tu puño, pero su discreta talla no impide que sea el más importante de tu cuerpo, ya que si deja de trabajar, el resto de tu organismo también hace lo mismo. Hablamos del corazón. Su infatigable funcionamiento se debe a las órdenes eléctricas constantes que reciben sus células y que producen la contracción y relajación de sus fibras. El proceso tiene su "miga" así que en esta ilustración de abajo os lo explicamos con más detalle.

El "tendido" eléctrico del corazón

Para la contracción cíclica del corazón existe un sistema de estimulación eléctrica compuesto por fibras de músculo cardíaco especializadas en la transmisión de impulsos eléctricos. Aunque el corazón tiene inervación por parte del sistema nervioso  simpático, late aun sin estímulo de este, ya que el sistema de conducción es autoexcitable.

* Las células del corazón poseen la capacidad de generar potenciales de acción. Su conducción a través del corazón son la base de la contracción y relajación rítmicas de este órgano.

ASÍ FUNCIONA

a) El impulso se origina en el nodo sinoarticular y la onda de despolarización (contracción) avanza por las aurículas dando lugar a un vector que se erige abajo y a la derecha.

b) Tras un retraso de 0,1 segundo en el nodo AV, el impulso atraviesa el fascículo auricoventricular y causa la despolarización miocardiaca. El vector eléctrico se dirige a la derecha y hacia abajo.

c) El impulso continúa por el sistema de conducción, provocando la despolarización de miocardio ventricular. El vector eléctrico se dirige hacia abajo y hacia la izquierda.

d) La despolarización avanza por los ventrículos contrayéndolos y obligando a la sangre a salir del órgano. El vector eléctrico se dirige hacia arriba y a la izquierda.

¿Sabías qué?

Los dos sonidos que se escuchan con un estetoscopio corresponden al cierre de las válvulas cardiacas, el primero por la contracción de los ventrículos con el cierre de las válvulas mitral y tricúspide y el segundo por el cierre de la válvula pulmonar y la aórtica con la relajación de los ventrículos.

El corazón tiene su propia circulación sanguínea independiente, el sistema coronario. Este recibe la sangre desde la aorta, que se subdivide en dos arterias coronarias que a su vez se siguen subdividiendo para irrigar todo el músculo cardiaco.

El ventrículo izquierdo tiene una pared más gruesa que la del ventrículo derecho por su función de impulsión de la sangre por todo el cuerpo.

El corazón es un músculo autónomo que se contrae de forma involuntaria, aun así se puede modular en cierta medida su ritmo. Si espiras de forma muy lenta, soltando el aire poco a poco, harás descender las pulsaciones, al contrario que si lo haces muy rápido y con mucha frecuencia.

Bombea 7.600 litros de sangre por día, en un recorrido de casi 100.000 km contando la longitud de todos los vasos sanguíneos, con lo que se convierte en el órgano de nuestro cuerpo que más trabajo físico desempeña, trabajando hasta cuando duermes.

Su latido comienza a las cinco semanas desde la concepción en el vientre materno y se interrumpe con la muerte.

El corazón de los deportistas de resistencia presenta mayor volumen y paredes más finas que el de los deportistas de fuerza ya que se hipertrofia, en este último caso, igual que lo hace el resto de la musculatura con el trabajo de fuerza.

Tu corazón funciona aunque se separe del cuerpo, siempre que tenga el suministro de oxígeno necesario.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...