Acrilamida, el riesgo de un café de Starbucks o que va en una bolsa de patatas fritas

Pudimos ver en todos los telediarios hace unas semanas la sentencia de un juez californiano que obligaba a Starbucks a advertir en su cafetería del riesgo cancerígeno de la acrilamida, la sustancia química presente en el café. Ya en nuestro Continente volvió a ser noticia por un nuevo reglamento aprobado por la Comisión Europa el pasado 11 de abril en el que obligaba a poner medidas para limitar la presencia de la acrilamida en los alimentos (además en el café podemos encontrar esta sustancia desde las patatas fritas a los potitos de los bebés pasando por las galletas).
Redacción Sport Life -
Acrilamida, el riesgo de un café de Starbucks o que va en una bolsa de patatas fritas

La acrilamida:

 ¿Pero cómo se forma la acrilamida? La más común se debe a cuando los alimentos se cocinan o procesan por encima de los 120 grados. Lo que ocurre es que los azúcares reductores de los alimentos (como el almidón de las patatas) y las proteínas reaccionan entre sí. A mayor temperatura y menor humedad, más acrilamida se forma.

Ha quedado evidenciado en ratones que la acrilamida es cancerígena pero nadie todavía ha podido demostrar que tenga incidencia sobre el cáncer en humanos.  El consumo mínimo estipulado para que la acrilamida se relacione con la probabilidad o el aumento de probabilidad de aparición de cáncer es de 170 microgramos (0,17 miligramos) por kilo de peso corporal. ¿Qué significa es en la práctica? Pues, por ejemplo, que una persona que pese 80 kilos tendría que comer hasta 27 kilos de patatas fritas al día para elevar de forma significativa el riesgo de cáncer.

El nuevo reglamento europeo marca niveles de referencia y que harán que algunos productos cambien su aspecto (por ejemplo, las galletas o el pan de molde ya no serán tan oscuros). Además, se obligará a que productos que horneamos en casa (como pueden ser las pizzas o las masas de hojaldre) vengan con recomendaciones para reducir el riesgo.

Para reducir los riesgos de la acrilamida lo mejor es cambiar las patatas fritas por patatas al vapor o guisadas, no hacer tanto los filetes en la sartén, y no abrasar la carne en las barbacoas. Y si vamos a hacer patatas fritas en la freidora, no hacerlo nunca a más de 175 grados y hacerlo con aceite de oliva en lugar de girasol ya que este se quema más rápido.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Así son las nuevas Ultraboost 19 de adidas, unas zapatillas que cuentan con un 20% má...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Empieza la cuenta atrás para el primer maratón de Noemí de Miguel y hablamos con ella...

Con o sin experiencia, os ofrecemos un fin de semana único en uno de los lugares más ...