5 sencillos consejos para tratar las agujetas

Conoce cómo mitigar las agujetas, un dolor que siempre suele aparecer tras una intensa actividad física
José Mª Tabares Pagola -
5 sencillos consejos para tratar las agujetas
¿Quién no ha sentido agujetas alguna vez?

Seguro que las has sufrido en más de una ocasión. Las conocidas como agujetas se caracterizan por ser un leve dolor muscular tras haber realizado una intensa actividad física. Su aparición se debe por una microrrotura de fibras, una situación que da lugar a una pequeña inflamación del músculo afectado.

5 sencillos consejos para tratar las agujetas

Las agujetas pueden llegar a ser bastante dolorosas

Hay que decir que no existe ninguna fórmula mágica para hacerlas desaparecer de forma inmediata. Por tanto, es importante remarcar que esta molestia irá remitiendo simplemente de forma paulatina. Sin embargo, sí que existen una serie de sencillos remedios que ayudan a mitigar gran parte de su dolor y que vamos a describir a través de las siguientes líneas.

Aplica hielo en la zona afectada

Aplicar un poco de frío en la parte del músculo donde sientes más molestia, te puede ayudar a mitigarla de forma considerable. Para ello, puedes ir al congelador y coger un poco de hielo y verás cómo experimentas una sensación de alivio.

Baño de agua caliente para las agujetas

No hay nada más relajante que una buena ducha después del gimnasio. Si en tu caso sufres de agujetas, lo mejor que puedes hacer es darte masajes con agua templada directamente en la zona afectada. Puedes incluso aumentar los resultados de este método si terminas todo el proceso con agua fría. Con este contraste de temperaturas, propiciarás que la recuperación muscular sea más rápida y efectiva.

Publicidad

Hidrátate durante y después del entrenamiento

Es normal que con todo el sudor que segregas durante un entrenamiento, pierdas una cantidad considerable de líquidos y minerales, una situación que se traduce después en estas molestias en forma de agujetas. Para evitar esto, te aconsejamos que te hidrates bien durante y después del entrenamiento llevando contigo una simple botella de agua. A lo largo de los últimos años se ha extendido la práctica de añadirle azúcar, pero esto no deja de ser un mito más sin ninguna base científica.

Entrenamiento suave

Puede sonar paradójico, pero el dolor de agujetas se puede tratar también haciendo simplemente más ejercicio. De esta forma, si decides volver a tonificar la zona afectada, el músculo se irá “acostumbrando” de nuevo a la actividad física, y por tanto las molestias irán remitiendo poco a poco.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Con o sin experiencia, os ofrecemos un fin de semana único en uno de los lugares más ...

Una edición especial de Joma con motivo de los 20K de París...

Así son las Supercross de Joma, unas zapatillas cómodas, estables y reactivas...