5 remedios naturales para frenar a los catarros

Sin casi pasar por el otoño, ¡ya está aquí el invierno y sus virus!
-
5 remedios naturales para frenar a los catarros
5 remedios naturales para frenar a los catarros

 Relájate con melisa.

Además de animarte, la melisa es una experta en una planta medicinal experta en aliviar el dolor. La podemos combinar con la equinácea, que bloquea la reproducción de los virus y estimula el sistema inmunológico. También con el ginseng siberiano que limpia los conductos branquiales y reduce la inflamación. Esta es la infusión que deberías tomar dos veces al día: media cucharadita de melisa seca, media cucharadita de ginseng siberiano, media cucharadita de raíz de cerezo silvestre, media cucharadita de tallos y hojas de equinácea y media cucharadita de hojas secas de estevia, en 250 ml de agua hirviendo.

¿Te duele la garganta? ¡Una llamada al sándalo!

Aunque la mayoría de los aceites esenciales no deben aplicarse directamente sobre la piel, el sándalo en pequeñas dosis no presenta problemas y es eficaz frente a los dolores de garganta. Hazte un masaje ligero sobre el cuello con 3 gotas de aceite esencial de sándalo sin diluir y notarás un alivio casi instantáneo.

Si la cosa no mejora, prueba con el tomillo.

La equinácea y el zinc son los más útiles para frenar los resfriados, pero si la cosa se pone fea y se pasa de la garganta a los senos frontales (provocando esa característica mucosidad amarilla), prueba con el aceite esencial de tomillo. Esta planta es un gran agente anti-viral y antibacteriano. Pon 4 gotas de tomillo, más 3 gotas de aceite esencial de orégano y 3 gotas de aceite esencial de ajedrea en un difusor de vela (o en una cacerola de agua caliente hirviendo si no tienes otra cosa) para que se esparza en el ambiente.

El baño contra la fiebre

Si te ha atacado la fiebre, un remedio para bajarla puede ser darte un baño. Añade en el agua aceite esenciales (3 gotas de menta y 7 de lavanda) y 250 g de sulfato de magnesio natural. Coloca fuera de la bañera una toallita y con un recipiente con agua fría. Una vez que te hayas adaptado al agua caliente, sumérgete en la bañera completamente. Para refrescar la cabeza, sumerge la toalla en el agua fría y colócatela sobre la frente. El baño debe durar sobre los 20 minutos.

¿Cómo parar la tos de forma natural?

Desde hace siglos los chinos han usado la raíz de jengibre para aliviar la inflamación y combatir las infecciones. Y es muy eficaz frente a la tos. Corta una rodajita del tamaño de una moneda de la raíz fresca de jengibre y soboréala 10 minutos tres veces al día.

También puedes hacer un jarabe natural combinando 5 ó 6 clavos enteros con 250 g de miel (suavizará los tejidos inflamados de la garganta) en un pequeño recipiente. Dejamos la mezcla en la nevera una noche y a la mañana cuelas la miel para retirar los clavos. Toma una cucharadita y mantén la miel en el frigorífico para otros usos.

 

Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...

El Curso de organización de eventos deportivos contará además con el Caso práctico Ca...