Así se hacen los geles y las barritas energéticas

Este mes en Sport Life os contamos cómo se hacen las barritas energéticas y geles deportivos... ¡Desde dentro!
Juanma Montero -
Así se hacen los geles y las barritas energéticas
Así se hacen los geles y las barritas energéticas

¿Nunca has sentido curiosidad por saber cómo se hacen las barritas energéticas? La verdad es que nosotros sí. Pudimos saciar nuestro conocimiento en la fábrica de Nutrisport de donde salen miles y miles de barritas cada día... además de muchísimos productos más.

Empezaron con la nutrición hospitalaria, un campo que implica gran precisión en la composición de lo que se prepara además de estrictas homologaciones. En esos primeros momentos hablamos de Clinical Nutrition, una empresa con 34 años de la que surgió Nutrisport hace 32. A partir de la fabricación de suplementos para nutrición sanitaria se amplió a la de suplementos para nutrición deportiva (Nutrisport). Hace tiempo que, además de sus propios productos, fabrican también para otras marcas europeas que, por discreción, prefieren no airear. Dan trabajo a más de 110 empleados, la fábrica está ubicada en plena naturaleza, en las afueras de Argentona, Barcelona, y a pesar de su espectacular crecimiento sigue siendo una empresa familiar que hace todos los productos de puertas adentro.

Nos recibe Joan Sacristán, responsable técnico, que nos muestra de primera mano lo que allí se cuece, en muchos casos literalmente.

"Los controles de calidad internos son muy estrictos, tenemos la garantía de la composición exacta de cada producto y sabemos con total seguridad que lo que pone en el etiquetado es exactamente lo mismo que va en el interior de cada envase. Además de la composición, garantizamos la total salubridad de cada suplemento. De forma aleatoria se toman muestras, tanto de la materia prima que se recibe como del producto ya elaborado y se confirma que está todo ajustado perfectamente a la formulación inicial".

 

 


Pudimos ver como antes del envasado se hacían analíticas, tanto a las barritas como a los geles o a las diferentes bebidas que allí se elaboran. Hay un departamento entero dedicado exclusivamente a realizar estos controles de composición y bacteriológicos. En los análisis microbiológicos, convierten las barritas en líquido y se incuban con diferentes microorganismos para intentar que consuman el producto con un digestor, se prueban diferentes tolerancias y temperaturas distintas hasta comprobar totalmente que el producto cumple la normativa. Se comprueba también que no haya absolutamente nada de gluten en los productos que así lo indican. En el caso de la comprobación de la composición se recogen muestras del inicio, mitad y final de cada tirada de producción y se usa una HPLC cromatografía de alta resolución, un método muy preciso para saber con exactitud cuáles son sus ingredientes y en qué cantidad exacta aparecen.


¿Y cómo surgió la idea de la nutrición deportiva a partir de la empresa original?

Es curioso porque vimos que algunos de nuestros productos de nutrición hospitalaria tenían una venta inusualmente alta en zonas próximas a gimnasios y centros deportivos y trazamos esa demanda para averiguar que se trataba de deportistas. En el fondo, un concentrado proteico es igual para una persona con una patología que para un deportista y había muchos deportistas de gimnasio que nos estaban comprando esos productos para ganar masa muscular y recuperarse mejor. En ese momento decidimos crear una línea más específica para el deporte.

¿Y a la hora de crear un nuevo producto, cuál es la pauta que se sigue en Nutrisport?

O bien se formula el producto en casa pensando en algún nuevo enfoque, o bien se escuchan las necesidades de los deportistas y lo que nos demandan los vendedores para empezar a diseñar el producto. En el laboratorio tenemos muestras de prácticamente todas las materias primas posibles y se hacen diferentes pruebas de composición, sabor, textura, etc. hasta dar con el producto que queremos o que nos demandan. En el caso de productos ya existentes, para cambios de sabor o ligeros cambios de composición tardamos unos 90 días en tenerlo listo.

 

 

Seguro que ha habido productos que os ha costado más producir o elaborar, ¿me equivoco?

No te equivocas, hay procesos que tenemos más automatizados y otros que nos ha costado mucho regularizar, hemos tenido que investigar, probar, tirar… Tuvimos dificultades, por ejemplo, con el primer hidrogel, al diluir el contenido cambiaba el sabor y tuvimos que hacer muchas pruebas hasta dar con la fórmula que nos convencía a todos, a los deportistas y a nosotros. Al principio pensamos que habiendo desarrollado el gel sería fácil crear el hidrogel, buscábamos una nueva textura más líquida pero no tanto que impidiera dosificarlo con facilidad. Ya con la composición correcta llegó el problema del envasado, teníamos que parar 24 horas para cambiar el plástico del envase respecto al envase del gel normal y perder todo ese tiempo de producción hacía que bajara mucho la rentabilidad. Lo que creíamos sencillo demoró seis meses hasta que conseguimos afinar.  
Pero aún más tiempo le hemos dedicado a esta crema de proteína tipo natillas, con un 15% de proteína.

La idea de las natillas surgió de Don Ramón, fundador de la empresa que falleció en 2009 sin llegar a ver el producto acabado. Nos llevó casi 4 años de desarrollo con test, diferentes envases, composición, etc. Queríamos que no fuera un producto dependiente de la cadena de frío y por eso teníamos que esterilizarlo, pero el calor de la esterilización estropeaba el envase. Empezamos trabajando con botellas de cristal pero de lo que habíamos probado en el laboratorio a lo que probábamos saliendo del autoclave, donde se ponía a 130º para su esterilización, había cambios, la textura cambiaba, el sabor, etc. Cuando estuvo a punto en la botella de cristal lo pasamos al envase de plástico y volvió a cambiar, por lo que tuvimos que seguir haciendo pruebas hasta que nos convenció del todo. Nos tocó investigar hasta localizar un plástico que no se alterase lo más mínimo con el calentamiento porque además tuvimos problemas hasta con la serigrafía, ya que al calentar el envase se iba la tinta. Por fin, en noviembre del año pasado pudimos sacarlo al mercado y la verdad es que ha tenido mucho éxito porque no había nada similar, con la proteína que aporta, con la garantía de un año de caducidad, sin necesidad de refrigeración, bajo en grasas y bajo en hidratos de carbono.

¿Y ha habido algún momento clave en la historia de Nutrisport?

Ha habido varios momentos importantes para nosotros, por ejemplo, cuando creamos las barritas energéticas, o como cuando creamos las bebidas, en ambos casos dimos un fuerte salto cuantitativo y esto supuso un cambio importante. También destacaría el despegue de la línea Endurance, en el momento que la creamos era muy novedoso su enfoque para los deportistas de resistencia cuando todos los suplementos anteriores estaban destinados a deportistas de gimnasio.
Fabricar suplementos en cápsulas o en polvo es relativamente sencillo y no requiere de maquinaria excesivamente sofisticada, sin embargo, los geles y los batidos son otra cosa, es donde realmente hay más complejidad y ahí nosotros llevamos una buena ventaja.

Todo muy interesante, Joan… ¿pero cuándo nos enseñas la fabricación de las barritas?

¡Venga, vamos allá! Para la producción de la barrita estimaríamos más o menos 24h desde que empieza la mezcla de ingredientes y preparación de la masa hasta que finaliza su producción y envasado correspondiente. Dentro de su orden de producción, tendríamos una primera fase en la que añadimos todos los ingredientes de la fórmula en la amasadora, donde realizamos la mezcla hasta obtener una masa homogénea y con las características necesarias para su posterior extrusión.
Luego encontramos el baño de chocolate y posteriormente un túnel de refrigeración. La parte final consta de un control de pesaje de la barrita y su envasado en el envoltorio correspondiente. Una vez obtenemos el producto final acabado, separamos el producto que va al almacén, el que va a la "muestroteca" (pues se guardan muestras de todas las producciones) y el que va a los laboratorios de análisis donde nos darán la aprobación para salir al mercado. No olvidemos que el almacenamiento del producto siempre es a temperatura controlada para dar las máximas garantías de conservación.

En este último vídeo asistimos a la fabricación de Megapower, uno de los suplementos estrella fabricados a partir de una mezcla de hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales y vitaminas para conseguir un mayor desarrollo muscular y recuperación tras el esfuerzo:

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...