Tartar de ciervo con manzana

Autor: Yolanda Vázquez Mazariego/Receta y foto: Manzanas Marlene con Herbert Hinter
Tartar de ciervo con manzana
recipe.title

Ingredientes

  • 200 g de carne de ciervo
  • 200 g de manzanas Royal Gala cortadas en daditos
  • 50 g de mantequilla
  • Una cucharada grande de aceite de oliva virgen extra
  • Una cebolla mediana
  • Sal y pimienta
  • Un pellizco de tomillo
  • Media manzana en rodajas finas
  • Una cucharada de virutas de queso Parmesano
  • Una cucharadita de aceite de menta
  • Una cucharadita de mermelada de arándanos
  • Hojas de ensalada al gusto
  • Un pellizco de perejil
  • Personas: 4
  • Tiempo: 15 minutos + 30 minutos de maceración
  • Dificultad: media

Elaboración

1 - Trocea la carne de ciervo crudo en cuadraditos y déjalo macerar media hora con el aceite de oliva, la mitad de la cebolla troceada, la sal, la pimienta y el tomillo.

2 - Mientras, pelas las manzanas, quítales las pepitas y córtalas en daditos y saltéalos en una sartén con un poco de mantequilla para que se doren durante unos 10'. Corta en rodajas finas media manzana y reserva.

3 - En otra sartén, pocha la otra mitad de la cebolla. Retira del fuego ambas sartenes y déjalas enfriar.

4 - Para la presentación puedes ayudarte de un aro para conseguir la forma redonda.

5 - Empieza colocando en la base las rodajas de manzana, añade otra capa de cebolla en tiras finas, otra de manzana pochada, y por último, la capa con la carne de ciervo macerada.

6 - Aprieta los ingredientes para que se quede la forma compacta.

7 - Retira el aro y adorna por encima con más tiras de manzana, las hojas de lechuga y las virutas de queso Parmesano.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.