Smoothie de plátano y naranja para llenarte de energía

Un batido para ayudar a llenarnos de energía antes de entrenar o para reponer tras un esfuerzo intenso. Por Virginia García y Sergio Esìnar, especialista en nutrición deportiva (www.sergioespinar.com)
Smoothie de plátano y naranja para llenarte de energía
recipe.title

Ingredientes

  • Un yogur de soja sin azúcar
  • Un plátano
  • El zumo de 3 naranjas exprimido en casa
  • 2 dátiles sin hueso
  • Un vaso de leche de avena sin azucarar
  • Personas: 1
  • Tiempo: 5 minutos
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - ¡Enería a tope!

Un zumo o batido nos puede ayudar a llenarnos de energía en cualquier momento. En este caso priman los carbohidratos, preferiblemente de fuentes saludables, como frutas, cereales y legumbres. ¿Y cómo metemos cereales y legumbres en un batido? Muy sencillo, podemos utilizar leches vegetales de avena o de arroz (carbohidratos) o de soja (proteínas), yogures de soja, frutas como el plátano, naranja, mango, sandía, uvas frescas o pasas, y además endulzarlo con dátiles. Pásalo todo por la batidora un par de minutos, hasta que quede un batido homogéneo y de textura sedosa y agradable. Si lo quieres más líquido, puedes añadir más leche vegetal. Guárdalo en botellitas en la nevera

2 - ¿Cómo se hace?

Pasa todos los ingredientes por la batidora un par de minutos, hasta que quede un batido homogéneo y de textura sedosa y agradable. Si lo quieres más líquido, puedes añadir más leche vegetal. Guárdalo en botellitas en la nevera.

Volver al indice de recetas

Ingredientes relacionados

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.