Salsa de yogur

Una deliciosa salsa de yogur casera perfecta para acompañar ensaladas o para picar con verduras o añadir a tus fajitas o burritos caseros. ¡Ligera, sabrosa y muy refrescante!
Salsa de yogur
recipe.title

Ingredientes

  • 2 yogures naturales
  • El zumo de un limón
  • 2 dientes de ajo
  • Pimienta recién molida
  • 5 hojas de hierbabuena o menta fresca
  • Un pellizco de eneldo
  • Personas: 4
  • Tiempo: 10 minutos
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - Prepara la mezcla

Machaca los dientes de ajo pelados y añádelos al vaso de la batidora junto con el yogur. Rehógalo con el zumo de limón y tritura.

2 - Hierbabuena, menta y eneldo

Una vez esté la crema triturada puedes añadirle la pimienta recién molida y las hojas aromáticas troceadas y mezclar a mano para que se impregne de su sabor.

3 - Prepara las crudités

Para "mojar" sanamente la salsa de yogur puedes cortar tiras de zanahoria, apio y pimiento. Si lo prefieres también puedes prepararlo con antelación para que repose y se intensifique su sabor y usarla como acompañamiento de tus ensaladas, hamburguesas vegetales o de legumbres o quebaps caseros

4 - ¿Qué me aporta?

Yogur con ajo y eneldo (por 100 g): 59 cal, 8,6 g de carbohidratos (3% de la CDR), 5,7 g de proteína (11% de la CDR), 0,2 mg de vitamina B2 (14% de la CDR), 0,6 mcg de vitamina B12 (10%), 198 mg de calcio (20% de la CDR), 157 mg de fósforo (16% de la CDR). *Los porcentajes (%) se han calculado según la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) para una dieta de 2.000 calorías al día.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.