Roulada de chocolate y naranja

Por Yolanda Vázquez Mazariego, receta extraida del libro "Chocolate" de ediciones ceac
Roulada de chocolate y naranja
recipe.title

Ingredientes

  • 225 g de chocolate negro (60-70% de cacao)
  • 1 cucharilla de café instantáneo en polvo
  • La piel rallada muy fina de una naranja
  • 5 huevos grandes
  • 300 ml de nata para montar
  • 150 g de azúcar glasé
  • 1 corteza de naranja confitada
  • Zumo de 1 naranja
  • Personas: 6 personas
  • Tiempo: 60 minutos
  • Dificultad: media

Elaboración

1 - Funde

Precalienta el horno a 220ºC en el botón de bizcochos. Funde el chocolate en trocitos en el microondas a potencia media en un bol de porcelana o cristal (unos 2-3 min.) con 4 cucharadas de agua.

2 - Mezcla y remueve el chocolate

Mezcla el chocolate fundido con la cucharadita de café instantáneo, el zumo de la naranja y la piel de naranja rallada, remueve bien hasta obtener una pasta suave.

3 - Bate las yemas

Bate las yemas de huevo con el azúcar en un bol grande hasta obtener una mezcla pálida y ligera.

4 - Incorpora el chocolate

Incorpora la mezcla de chocolate y remueve.

5 - Bate

6 - Pon en el molde y hornea

Vierte en un molde rectangular grande o en la bandeja del horno grande previamente engrasada con mantequilla y reparte uniformemente. Hornea durante 12-15 minutos o hasta que suba el bizcocho, evitando que se quede seco. Saca del horno y cúbrelo con un paño de cocina húmedo hasta que se enfríe en el molde. Para montar la roulada espolvorea una hoja grande de papel de horno con azúcar glasé y coloca encima el bizcocho. Monta la nata suavemente y úntala encima del bizcocho, vete enrollando el bizcocho despacio hasta darle la forma cilíndrica y colócalo en una bandeja alargada. Espolvorea con más azúcar glasé y decora con trocitos de piel de naranja confitada.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.