Receta de hummus casero

Que mejor forma de disfrutar de las propiedades de las legumbres que con esta crema de garbanzos casero o hummus, ¡delicioso y nutritivo y perfecto como entrante o tentempié saludable! 
Receta de hummus casero
recipe.title

Ingredientes

  • Un bol de garbanzos cocidos (unos 400 g)
  • El zumo de un limón
  • Una cucharada de salsa tahine (semillas de sésamo tostadas y molidas con un poquito de sal y aceite tras el tueste)
  • Una cucharada de aceite
  • Un pellizco de pimentón
  • Para untar: 2 zanahorias pequeñas, un pepino mediano, 4 tallos de apio verde y un pimiento rojo
  • Personas: 4
  • Tiempo: 15 minutos
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - Garbanzos... ¡A batir!

Solo tienes que añadir al vaso de la batidora los garbanzos cocidos con el zumo de limón, la pasta tahine, el aceite de oliva y el pimentón.

2 - Emplata y déjalo bonito

Este plato tiene más trabajo de decoración que de cocinado, así que preséntalo con mimo. Remata un emplatado impecable espolvoreando un poco de pimentón por encima.

3 - ¿Qué me aporta?

Hummus (por 100 g): 177 cal, 9 g de grasa (13% de la CDR), 20 g de carbohidratos (7% de la CDR), 4 g de fibra (16% de la CDR), 4,9 g de proteína (10% de la CDR), 7,9 mg de vitamina C (13% de la CDR), 0,4 mg de vitamina B6 (20%), 59 mcg de folatos (15% de la CDR), 1,6 mg de hierro (9% de la CDR), 110 mg de fósforo (11% de la CDR), 0,2 mg de cobre (11% de la CDR), 0,6 mg de manganeso (28% de la CDR). *Los porcentajes (%) se han calculado según la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) para una dieta de 2.000 calorías al día.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.