Gazpacho de melón

El melón apetece culaquier hora y en verano está de temporada. Podemos disfrutarlo en rodajas recién cortadas y bien fresquitas, o elaborar platos sencillos como el popular melón con jamón<b> </b>o recetas más creativas como esta que te traemos de gazpacho de melón<b>. </b><br><br><b></b>
Gazpacho de melón
recipe.title

Ingredientes

  • Un melón de piel de sapo
  • Zumo de un limón
  • Unas hojas de menta
  • Hielo picado
  • Dos claras de huevo
  • Opcional: un toque de pimentón
  • Personas: 8
  • Tiempo: 2 horas
  • Dificultad: media

Elaboración

1 - Parte el melón por la mitad

Tan simple como abrir el melón por la mitad, y extraer la pulpa con un cuchillo, cortar en tacos pequeños para colocar en un vaso de batidora junto al zumo de limón y el hielo, bate a alta velocidad hasta que quede una textura fina.

2 - ¡A batir claras!

Aparte, bate las dos claras de huevo a punto de nieve y añade batiendo a mano a la crema de melón. Mezcla bien y vierte la mezcla en un recipiente de plástico para guardar en el congelador durante una o dos horas, sin que llegue a congelarse, pues has de volver a batir para tomar bien frío.

3 - Y ahora a servir y congelar

Sirve en boles individuales decorados con unas hojitas de menta, unas bolitas de melón que pueden ser de dos colores y un poco de pimentón, bien dulce, o prueba a ponerle el picante, que le da un contraste muy chispeante con el dulzor de la fruta. También puedes congelar y hacer sorbete de melón o poner en poleras para tomarlo en plan ‘helado healthy’ entre horas.

Volver al indice de recetas

Recetas relacionadas

Ingredientes relacionados

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.