Ensalada mediterránea con nueces

Disfruta de esta riquísima ensalada, formada con alimentos muy saludables.
Ensalada mediterránea con nueces
recipe.title

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de mezcla de especias al gusto
  • ¼ taza de azúcar
  • 1 taza de Nueces de California
  • 1 cucharada de cebolla picada
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • ¼ taza de zumo de limón
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de miel
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • 8 tazas de verduras de primavera
  • 1 taza de pepino en rodajas
  • 1 taza de garbanzos escurridos
  • 1 taza de pimiento rojo cortado en cubitos
  • ½ taza de queso feta desmenuzado
  • 1 taza de tomates cherry
  • Personas: 6
  • Tiempo: 20'
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - Precalentar el horno a 180° C.

2 - En un tazón mediano, batir la clara de huevo hasta que esté espumosa. Agregar sal, la mezcla de especias y azúcar en la clara de huevo y mezclar para combinar.

3 - Añadir las nueces en la mezcla y cubrir bien.

4 - Extender las nueces de manera uniforme en una bandeja de horno sin engrasar y hornear durante 15 minutos.

5 - Remover las nueces con cuidado y reducir el fuego a 120 °C. Hornear las nueces durante otros 10 minutos o hasta que estén medio doradas.

6 - Retirar del horno y remover nuevamente. Reservar y dejar que las nueces se enfríen. Mientras, preparar la vinagreta y la ensalada.

7 - Para la vinagreta: Mezclar la cebolla picada, la ralladura de limón, el zumo de limón, la sal, las especias, la miel y el aceite de oliva. Dejar de lado y mientras preparar la ensalada.

8 - Para la ensalada: Combinar la lechuga y los otros ingredientes de la ensalada en un tazón y mezclar bien.

9 - Rociar la vinagreta y luego mezclar para combinar.

10 - Espolvorear la ensalada con las nueces especiadas y servir.

Volver al indice de recetas

Ingredientes relacionados

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.