Ensalada de lentejas para llevar a la oficina

Una sabrosa ensalada que te puedes llevar a la oficina o allá a donde vayas y que te aporta la riqueza en hierro, proteínas, zinc de las lentejas. 
Ensalada de lentejas para llevar a la oficina
recipe.title

Ingredientes

  • 500 g de lentejas
  • 2 endivias
  • 4 huevos duros
  • 100 g de judías verdes
  • 14 tomates cherrys
  • Personas: 4
  • Tiempo: 25min + el tiempo de remojo de las lentejas
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - Prepara las lentejas

Pon en remojo las lentejas durante 4 horas o más y después cuécelas durante 45 minutos, escúrrelas y enfríalas con agua fría. Guárdalas en la nevera, es importante que sea en un envase de cristal y bien escurridas.

2 - Cuece los huevos

Cuece los huevos durante 6 minutos desde que el agua empiece a hervir (más tiempo no es necesario y la diferencia de sabor será importante). Los huevos cocidos duran en buen estado tres días en la nevera. Podemos cocer media docena y reservarlos para varios usos. Retirar del fuego y enfriar con agua del grifo.

3 - Prepara las judías y monta el bote

Retira las puntas de la judía verde, lava y corta al tamaño que te gusten. Pon al fuego una cazuela con abundante agua y sal. Una vez esté hirviendo, añade la judía, no tapes la cazuela. Cuece durante aproximadamente 8 minutos. Cuela y enfría con abundante agua fría. Es la manera para que os quede muy verde. En cocina se llama cocción a la inglesa. Guarda las judías bien escurridas en un táper de cristal y prepárate para montar tu bote a tu gusto.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.