Ensalada exótica de remolacha y yuca

Autor: Yolanda Vázquez Mazariego
Ensalada exótica de remolacha y yuca
recipe.title

Ingredientes

  • 2 remolachas
  • 40 g de yuca
  • 1/4 de bulbo de hinojo
  • 20 g de daikon deshidratado (nabo japonés)
  • 1 alcachofa
  • Hojas perejil
  • 20 g de semillas de sésamo negro
  • 20 ml de vinagre de manzana
  • 1 cucharada de café de zumo de limón
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Personas: 4
  • Tiempo: 15 minutos
  • Dificultad: fácil

Elaboración

1 - Lava las remolachas, pélalas y córtalas en láminas.

2 - Pela la yuca y córtala a dados de dos cm.

3 - Pon a calentar abundante agua con sal, cuando el agua esté hirviendo, añade la yuca y cuece con la olla destapada durante 7 minutos.

4 - Cuela la yuca y aclárala con agua fría para no alargar la cocción.

5 - Deshoja la alcachofa hasta llegar al corazón, retira la "barba" del centro, son los pelitos que se encuentran en el corazón de las alcachofas.

6 - Úntala con limón para evitar la oxidación y córtala en láminas finas.

7 - Lava el bulbo de hinojo, corta a la mitad y laminar una mitad hasta obtener ¼ de hinojo.

8 - Separa el daikon deshidratado para poder repartirlo en el conjunto de la ensalada.

9 - Lava y seca el perejil, separa las hojas de los troncos y resérvalo para añadirlo al final.

10 - Una vez tengas listos todos los ingredientes listos, mézclalos en un bol de cristal.

11 - Prepara una vinagreta añadiendo sal y pimienta en el zumo de limón y removiendo hasta conseguir diluirlos.

12 - Incorpora el aceite y el vinagre al zumo de limón.

13 - Añade la vinagreta a la ensalada e incorpora las semillas de sésamo negro en último lugar.

Volver al indice de recetas

Ingredientes relacionados

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.