Cazuela de arroz con espinacas, garbanzos y bacalao

Autor: Yolanda Vázquez Mazariego/Receta y foto: Programa Europeo de Promoción del Aceite de Oliva
Cazuela de arroz con espinacas, garbanzos y bacalao
recipe.title

Ingredientes

  • 300 g de arroz
  • 200 g de espinacas frescas
  • 2 alcachofas
  • 100 g de garbanzos
  • 200 g de bacalao desalado
  • 6 dl caldo de pescado
  • 1 tomate
  • 4 ramitas de perejil
  • 2 dientes de ajo
  • 12 hebras de azafrán
  • 1 pieza de ñoras o una cucharada de pimentón
  • Personas: 4
  • Tiempo: 45 minutos
  • Dificultad: media

Elaboración

1 - Calienta el aceite de oliva virgen extra en una cazuela de barro y rehoga las ñoras.

2 - Pulveriza en un mortero la sal con el azafrán ligeramente tostado junto a las ñoras, el perejil y uno de los dientes de ajo.

3 - Maja todo en el mortero hasta hacer una pasta fina y añádelo a una cazuela con el caldo de pescado para cocer durante 10 minutos y reservar.

4 - En el mismo aceite de oliva virgen extra sofríe el otro diente de ajo y el tomate picado y cuando esté seco añade las espinacas y el arroz, rehoga bien y añade el caldo de pescado colado y la sal.

5 - Agrega los garbanzos cocidos previamente y cuece a fuego vivo 10 minutos.

6 - Introduce en el horno con las tiras de bacalao encima hasta que quede al punto el arroz.

7 - Para la salsa ajiaceite: Bate en mortero los dientes de ajo con una pizca de sal y emulsiona con el aceite de oliva virgen extra variedad empeltre, agitando de forma suave y constante hasta lograr la consistencia deseada.

Volver al indice de recetas

Buscador de recetas

* Intolerancias y alergias
Cada receta está marcada con una recomendación para personas que puedan tener algún tipo de intolerancia o alergia al gluten o a la lactosa, que sean diabéticos o que sigan una dieta vegetariana. Estas catalogaciones son recomendaciones de carácter general y si algún lector padece alguna patología, intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, debe extremar las precauciones a la hora de confeccionar los platos, hasta el punto de llegar a consultar a su médico sobre la idoneidad de su consumo.