A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Z

Zanahoria, cruda

Zanahoria, cruda

Todo el mundo sabe que las zanahorias son buenas para la vista, pero es curioso que no es lo más destacado de esta hortaliza anaranjada. Su color indica la alta presencia en betacarotenos, los precursores de la vitamina A que además de proteger las mucosas y mejorar la visión nocturna, es antioxidante, tiene propiedades anticancerígenas y ayuda a mantener la piel sana y evitar los daños producidos por los rayos UV del sol. Si eres deportista de exterior, da igual que sea invierno o verano, intenta comer zanahorias todos los días, bien crudas, en ensaladas o en purés y sopas. Las zanahorias también son una buena fuente de fibra y de otras sustancias como la luteína que evita la degeneración macular del ojo al envejecer. Si además masticas zanahorias crudas, ayudas a mantener limpios los dientes y cuidas tus encías. Una receta energizante es licuar una zanahoria cada mañana y tomarla con unas gotas de aceite de germen de trigo y un zumo de limón natural, al combinar las vitaminas antioxidantes A, E y C, consigues un suplemento natural.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)

Valor energético 34.32 kcal
Ácido Graso Monoinsaturado 0.02 g
Ácido Graso Poliinsaturado 0.12 g
Ácido Graso Saturado 0.05 g
Agua 87.8 g
Alcohol trazas
Calcio 42 mg
Fibra 2.6 g
fosforo 16 mg
Grasas 0.3 g
Hidratos de Carbono 7 g
Hierro 0.3 mg
Magnesio 10 mg
Potasio 286 mg
Proteina 0.8 g
Sodio 70 mg
Vitamina A 1346 ug
Vitamina B1 0.1 mg
Vitamina B12 trazas
Vitamina B2 0.05 mg
Vitamina B3 0.6 mg
Vitamina B6 0.2 mg
Vitamina B2 7 mg
Vitamina D trazas
Vitamina E 0.5 mg
Zinc 0.2 mg