A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
P

Pescado, genérico

Pescado, genérico

El pescado es un alimento indispensable en la dieta deportista por su contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas B y en menor cantidad las vitaminas E, K y la B12, y minerales como el fósforo, potasio, sodio, yodo, zinc, hierro y selenio. El pescado contiene hasta un 80% de agua. Los pescados azules también aportan vitaminas liposolubles A y D en cantidades. Los pescados son uno de los pocos alimentos que aportan ácidos grasos omega-3. Si se toman con espinas como en el caso de los pescados pequeños (boquerones, anchoas, sardinas, etc.) son fuente de calcio para tus huesos y articulaciones. Tradicionalmente ha sido considerado un alimento de régimen, por su fácil digestión y porque contienen pocas calorías y un rico sabor que cocinado al vapor, plancha o a la brasa es muy adecuado para perder peso o mantener la línea en su punto justo. Los pescados se dividen generalmente en pescados blancos y azules, aunque puedes encontrar pescados de muchos colores como el naranja del salmón, el rojo del atún o el rosa del cabracho. Los pescados blancos como la merluza, pescadilla, fletán, lenguado, rape, bacalao, gallo, etc. son ricos en proteínas y vitaminas B, pobres en grasa (menos del 1%) y bajos en calorías, aportan menos ácidos grasos omega-3, vitaminas A y D y hierro. Suelen ser más caros que los azules y de delicado sabor y fácil digestión. Los pescados azules pueden ser semi-grasos si contienen entre un 2 al 7% de grasa, como el emperador, trucha, salmonete, besugo, palometa, etc. y grasos como el atún, anchoa, bonito, caballa, salmón, trucha, arenques, boquerón, sardinas, jureles, lubinas, rodaballo, dorada, etc. que tienen entre un 8 al 15% de grasa. Esos pescados son ricos en proteínas, vitaminas A, D y E, tienen más hierro y si se toman con espinas aportan calcio. La peculiaridad de los pescados azules es que son muy ricos ácidos grasos poliinsaturados, de los cuales los más conocidos son los ácidos grasos omega-3. Esta grasa se acumula en el cuerpo de los peces que viven en aguas frías para aislarlos y mantenerlos calientes. ¿Sabías qué? La cantidad de ácidos grasos omega-3 varía en cada estación, en general los pescados tienen más en verano porque es cuando se ponen "gordos" para resistir el invierno y es más abundante en las hembras antes del desove. Otra cosa que debes tener en cuenta aunque nadie te lo cuente, es que los pescados no fabrican esta grasa, la obtienen al comer plancton o peces que se han alimentado de este plancton, por lo tanto si el pescado es de piscifactoría y ha sido alimentado con piensos, puede ser pobre en omega-3 a pesar de contener mucha grasa.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)

Valor energético 96 kcal
Ácido Graso Monoinsaturado 0.71 g
Ácido Graso Poliinsaturado 1.27 g
Ácido Graso Saturado 3.69 g
Agua 74.43 g
Alcohol trazas
Calcio 23.2 mg
Colesterol 53.6 mg
fosforo 220.4 mg
Grasas 1.6 g
Hierro 0.8 mg
Magnesio 28.2 mg
Potasio 322.2 mg
Proteina 20.1 g
Sodio 85.8 mg
Vitamina A 22.75 ug
Vitamina B1 0.092 mg
Vitamina B12 2.58 ug
Vitamina B2 0.16 mg
Vitamina B3 7.88 mg
Vitamina B6 0.57 mg
Vitamina D 7.73 ug
Vitamina E 0.918 mg
Zinc 0.5 mg