A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
P

Pavo, pechuga, sin piel, a la plancha

Pavo, pechuga, sin piel, a la plancha

El pavo es una carne de ave de consumo habitual por su bajo contenido en grasas saturadas y colesterol. Como el resto de las carnes, aporta proteínas de alto valor biológico y por esta razón es un alimento común entre los culturistas y las personas que necesitan disminuir su grasa corporal por problemas de peso o por necesidades de entrenamiento. Lo más habitual es consumir pechuga de pavo, un poco menos calórica que el muslo de pavo (96 calorías frente a 114 por 100 g), aunque el muslo aporta el doble de hierro que la pechuga, de ahí su color más rojo. El pavo es rico en minerales como el selenio y el zinc que tienen una acción antioxidante y te ayudan a mantener las defensas. El pavo es una carne muy digestiva que se cocina bien y produce pocas alergias, sólo hay que tener en cuenta que es una carne seca a la hora de cocinarla al horno o a la plancha. Evita los preparados de charcutería y escoge filetes de pechuga o muslos al peso para evitar aditivos y colorantes artificiales.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)

Valor energético 145.44 kcal
Ácido Fólico 8 ug
Ácido Graso Monoinsaturado 0.6 g
Ácido Graso Poliinsaturado 0.9 g
Ácido Graso Saturado 1 g
Agua 66.9 g
Calcio 11 mg
Colesterol 69 mg
fosforo 170 mg
Grasas 2.6455 g
Hierro 1.4 mg
Magnesio 21 mg
Potasio 267 mg
Proteina 29.9 g
Sodio 156 mg
Vitamina A 0.00167 ug
Vitamina B1 0.06 mg
Vitamina B12 0.37 ug
Vitamina B2 0.13 mg
Vitamina B6 0.54 mg
Vitamina E 0.2 mg
Zinc 2.1 mg