A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
K

Konjac, la pasta sin calorías

Konjac, la pasta sin calorías

El konjac viene de la raíz de una planta de la familia de las aráceas (Amorphophallus konjac) que crece en el sudeste africano y en Asia. En China y en Japón se utiliza desde hace 2.000 años por sus propiedades medicinales y beneficios para la salud. De la pasta de konjac se hace el 'konnyaku' o bloques para cortar, o el 'shirataki' en forma de ‘noodles’. El componente principal del konjac es el glucomanano, una fibra soluble vegetal 100% que se extrae en forma de harina del tubérculo de la planta, y le da las propiedades beneficiosas. La pasta konjac se está extendiendo rápidamente entre deportistas por sus ventajas a la hora de sustituir a la pasta italiana cuando se siguen dietas proteicas, para perder grasa y ganar músculo sin pasar hambre, y también en dietas sin gluten. Con tan solo 7 kcal por 100 g y el 10% de las necesidades diarias de fibra, esta pasta konjac es rica en fibra soluble, que se hincha en el estómago y hace que te sientas saciado antes y por más tiempo. La pasta konjac es más translúcida y de una consistencia algo más gelatinosa que la pasta tradicional, no se pega al cocinarla y carece de sabor, por lo que combina y absorbe todo tipo de ingredientes y sabores. ¿Qué es el glucomanano? El glucomanano es un polvo blanco conocido como harina de konjac, sin calorías ni grasas ni almidón, natural y sin alérgenos. Tiene un gran efecto espesante, por lo que se utiliza para dar consistencia a caldos, batidos y zumos y en postres. También se toma diluido en agua antes de las comidas para ayudar a controlar el apetito, el colesterol y el azúcar en sangre y además mejorar el tránsito intestinal.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)

Valor energético 7 kcal