A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
A

Avellana

Avellana

Los antropólogos han encontrado cáscaras de avellanas en los primeros asentamientos humanos. Era un fruto seco que se podía recolectar y guardar porque su cáscara dura permitía que el fruto se mantuviera durante todo el invierno, lo que suponía una buena despensa de aceite y proteínas cuando llegaba la época del frío. Las avellanas son un alimento antiinflamatorio para prevenir y cuidar lesiones articulares y son una fuente de grasas sanas. 100 g de avellanas te aportan: el 49% de la CDR de fibra, el 76 % de la CDR de vitamina E, el 31% de la CDR de vitamina B6, el 22% de la CDR de folatos, el 21% de la CDR de hierro, el 43% de magnesio, el 31% de fósforo, el 88% de cobre y el 277% de manganeso. PLUS SPORT LIFE: Las avellanas también son un buen alimento para diabéticos y para enfermos nefríticos porque ayudan a disolver las arenillas.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)

Valor energético 655.68 kcal
Ácido Graso Monoinsaturado 50 g
Ácido Graso Poliinsaturado 8.609 g
Ácido Graso Saturado 4.074 g
Agua 5.26 g
Calcio 226 mg
Fibra 8.22 g
fosforo 333 mg
Grasas 63.5 g
Hidratos de Carbono 10.5 g
Hierro 3.8 mg
Magnesio 156 mg
Potasio 636 mg
Proteina 12.009 g
Selenio 4.5 ug
Sodio 6 mg
Vitamina A 4.8 ug
Vitamina B1 0.39 mg
Vitamina B2 0.21 mg
Vitamina B3 3.833 mg
Vitamina B6 0.59 mg
Vitamina B2 3 mg
Vitamina E 26.19 mg
Yodo 1.5 ug
Zinc 2.1 mg