Té para tus michelines

Verde y sin azúcar, por favor
Yolanda Vázquez Mazariego -
Té para tus michelines
Te verde para adelgazar

Tanto el té verde como el negro provienen de la misma planta; sin embargo, mientras que la hojas de té negro se fermentan, al verde se le somete al vapor y se seca nada más recogerse. Esta diferente manera de procesarlo le da una composición única para cada uno, con más catequinas y polifenoles en el caso del verde, que actúan como antioxidantes y activadores del metabolismo.

Las investigaciones hechas al respecto demuestra que se puede llegar a un aumento del gasto energético de hasta un 4% con el té verde, por la combinación de las catequinas con la cafeína del té (también llamada teína). Además de este efecto, el té hace que consumamos más cantidad de grasa para obtener energía.

El té verde, que además contiene vitaminas A, B y C, puede ser un poquito más fuerte de sabor. Si le pones azúcar para contrarrestar no uses mucha cantidad o estarás eliminando su efecto “consumecalorías”. Mejor usa como endulzante la miel y en poca cantidad. Ten en cuenta que al añadirle leche reduces el potencial antioxidante del té, ya que las proteínas de la leche limita la absorción de los polifenoles antioxidantes (a cambio estarás dando calcio a tus huesos).

Tened en cuenta que el té tiene la mitad de cafeína que el café, pero si te pasas con el número de infusiones que tomas al día en casos extremos pueden llevar a tener nerviosismo o incluso palpitaciones.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

Las claves de suplementación para conseguir un óptimo maratón y ayudar a tu cuerpo a ...

Descubre las ideas y acciones de compañías como ING, Basf o Mutua Universal....

La duda es más que razonable, pocos saben qué vehículo adquirir para tener menos rest...

Tan importante como cuidar los aspectos nutricionales y pensar bien el tipo de entren...

New Balance lanza una colección edición especial para el maratón de Nueva York, así s...