Por qué aparecen las intolerancias alimentarias

Hablamos de intolerancia cuando un alimento irrita nuestro sistema digestivo o tenemos grandes problemas para digerirlo
Sara Alvarez -
Por qué aparecen las intolerancias alimentarias
Por qué aparecen las intolerancias alimentarias

 

Puede causarnos náuseas, gases, retortijones, diarrea, fatiga, dolores de cabeza… y en niños, incluso problemas de desarrollo y crecimiento. Las intolerancias alimentarias más frecuentes son a la lactosa (que puede afectar al 30 % de la población) y al gluten (lo que se conoce como enfermedad celiaca), pero hay personas intolerantes a todo tipo de alimentos y su número parece que no para de aumentar.  Se desconoce exactamente qué puede producirlas. Algunos estudios señalan que el uso excesivo del Diclorofenol, compuesto químico usado en pesticidas, podría estar vinculado a su aumento. El abuso de antibióticos que dañan nuestra flora intestinal, así como la predisposición genética,  también son claves en el desarrollo de intolerancias.

  • No te autodiagnostiques: Muchas personas perciben que algo no les sienta bien y lo eliminan drásticamente de su dieta, lo que puede ocasionar otros problemas y carencias. Acude a un médico especializado que te realice las pruebas necesarias para detectar exactamente a qué padeces una intolerancia y en qué grado. También debe realizar un seguimiento, porque existen intolerancias que pueden revertirse.
  • Sigue la dieta recomendada por el especialista. Una vez que se ha comprobado que efectivamente padeces intolerancia a un alimento debes eliminarlo de tu dieta (al menos mientras perdure la intolerancia) y sustituirlo por otro que tena propiedades parecidas conforme a la dieta que te recomiende el especialista.
  • Cuida tu flora intestinal. El daño producido en nuestra microbiota intestinal por los antibióticos (que pueden acabar con las bacterias beneficiosas para nuestra digestión) o una mala alimentación nos impiden digerir bien los alimentos y están detrás de muchas intolerancias alimentarias.  Este tipo de intolerancias son las más sencillas de revertir mediante una buena alimentación y el uso de probióticos.
  • Atento a las etiquetas. Hay alimentos preparados (e incluso medicamentos) que incluyen, por ejemplo, leche o gluten, aunque las recetas tradicionales no los tengan.  Las “trazas” suelen ser el verdadero problema para las personas intolerantes, por eso es importante cocinar para ellos por separado y con diferentes utensilios de cocina.   
Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...