Los alimentos más alérgicos

Todos los alimentos pueden producir una reacción alérgica
Yolanda Vázquez Mazariego -
Los alimentos más alérgicos
Los alimentos más alérgicos

Todos los alimentos pueden producir una reacción alérgica, incluso alimentos que hemos tomado toda la vida, pueden provocarnos reacción en un momento concreto, bien pasajera o para toda la vida. Pero los alimentos que provocan las mayorías de las alergias son alimentos comunes como las frutas frescas (35%) los frutos secos (22%) las verduras (14%) y el cacahuete (8%). En España los más alimentos más alérgicos son: melocotón, leche, huevo, melón, gambas, pescados, kiwi, plátano, nuez, sandía, cacahuete, manzana, tomate y avellanas. La alergia puede evolucionar con la edad, es muy común que los niños sufran reacciones alérgicas a los primeros alimentos que toman, desde la leche, al huevo o el pescado, y luego a partir de los 4 años puede desaparecer. Aunque un niño alérgico suele ser más sensible y debe ser más cuidadoso con los alimentos que toma.

¿Alergia o intolerancia?

No es lo mismo y muchas personas confunden alergia con intolerancia, hay que aclararlo bien. Una alergia a alimentos es una reacción del sistema inmunitario que provoca una reacción en cadena que debe ser tratada en urgencias rápidamente porque puede tener un desenlace fatal. Un alimento provoca una reacción inmunológica con liberación de anticuerpos que pone en marca un sistema de defensa que puede acabar con un choque anafiláctico, debe ser rápidamente diagnosticada y tratada porque puede acabar con la muerte de una persona. Los frutos secos, huevos, patatas, verduras, pescado, frutas y leche son los alimentos de consumo más habitual responsables de las alergias más comunes.


La intolerancia a los alimentos es una alteración metabólica, bien por la ausencia de las enzimas necesarias para procesarlas (lactasa para la lactosa de la leche) o por una liberación de histamina leve ante algunos ingredientes. La falta completa o parcial de la enzima implicada en el procesamiento de un ingrediente, lo que dificulta la digestión del alimento provocando problemas digestivos, generalmente.


Las intolerancias alimentarias pueden ser de origen genético, hay familias con numerosos miembros con reacciones alérgicas a un alimento concreto, pero en la mayoría de los casos aparecen de novo, en personas adultas que empiezan con molestias leves generalmente digestivas como gases, diarrea, cólicos, vómitos, dolor abdominal, hinchazón, ruidos intestinales, digestiones lentas, etc. pero también pueden ser más generales como dolores de cabeza, picores, manchas por zonas del cuerpo, sensación de calor, debilidad, mal humor, etc. Por eso son difíciles de diagnosticar pero fáciles de tratar porque se puede eliminar el alimento alérgeno pero no es tan preocupante si se toma alguna vez e incluso algunas personas toleran a pequeñas cantidades.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...