Las razones que puedes dar a tus amigos cuando defiendas que comes chocolate negro porque es bueno para tu salud (y no porque te vuelva loco…)

La verdad es que es tu perdición pero si te quedas en las dos onzas diarias de perdición nada, estarás ganando salud. Y la ciencia está de tu lado.
Sport Life -
Las razones que puedes dar a tus amigos cuando defiendas que comes chocolate negro porque es bueno para tu salud (y no porque te vuelva loco…)
Las razones que puedes dar a tus amigos cuando defiendas que comes chocolate negro porque es bueno para tu salud (y no porque te vuelva loco…)

La primera palabra clave que debes retener para tu defensa del chocolate negro es polifenoles. Es un potente antioxidante del que es muy rico el cacao que sintetizan las plantar para protegerse de agresiones externas. Cuando tú tomas esas deliciosas onzas de chocolate negro están dándole a tu cuerpo una “dosis” de polifenoles que tienen en nuestro organismo el efecto de protegernos de las enfermedades cardiovasculares o la diabetes tipo 2. También se le han atribuído propiedades neuroprotectoras. Un estudio demostró que uno de sus componentes, la epicatequina, un compuesto polifenólico de acción antioxidante, es eficaz para revertir las pérdidas de memoria asociadas a la edad.

Por esta razón, cuánto más puro sea el cacao (siempre por encima del 70% y mejor aún del 99% si aguantas un sabor tan fuerte) más saludable sería.

¿Y cuánto chocolate es sano? La pregunta del millón. Los expertos en nutrición están de acuerdo en que la cantidad lógica estaría en las dos onzas diarias.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Al descubrir la imagen de este nuevo crossover puedes caer en la tentación de admirar...

¿Y si convertimos esas botellas de plástico que tanto contaminan en una prenda deport...

Aquí va nuestra propuesta: un fin de semana para dos personas para disfrutar de la pr...

Más ligera, más rápida y aún más brillante. Te avanzamos cómo es la última generación...

La colección de New Balance que cuenta con las más avanzadas tecnologías en el desarr...

Hablamos de ese no tan extendido equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional...