Gordo y en forma

La talla única no es para todos
Yolanda Vázquez Mazariego -
Gordo y en forma
Gordo y en forma

Afortunadamente, no hay que tener una talla de modelo de pasarela para tener un buen cuerpo, esto es algo que deberían enseñarnos en el colegio desde pequeños. Cada persona es diferente, por su altura, peso, constitución ósea, reparto de grasa, genética, etc. Por ejemplo, una chica con forma de pera (delgada por arriba y culona por abajo) lo tiene muy difícil para pasar a ser manzana (pecho grande y piernas delgadas) sin pasar por el quirófano. La genética con la que nacemos se puede ‘domar’ hasta un punto, el ejercicio y la alimentación nos van a ayudar mucho, pero igual que no podemos crecer más centímetros, tampoco podemos quitarnos de aquí para ponernos allá sin utilizar el bisturí.  A mi me gusta dividir a los ‘gorditos en forma’ en tres grupos:

 

1. El grupo de los ‘rellenitos sanos’.

 

Ahí entramos la mayoría, no tenemos sobrepeso pero para estar perfectos tendríamos que perder entre 3 y 5 kilos. En ese grupo entra es@ ciclista con barriguilla que te adelanta siempre subiendo puertos, es@ gordit@ que nada 10 veces más rápido que tu, o esa culona que te adelanta esprintando en la meta. En realidad no están gordos, son personas con buena salud que disfrutan comiendo. Tienen ‘curvas de serie’, están en los límites del sobrepeso, por debajo del IMC de 25. ¿Cómo se alimentan? Tienen una salud excelente y saben que para perder kilos deben seguir dietas estrictas, en las que se come muy poco y se sacrifica mucho. Las han probado pero no les compensa porque les dejan sin energía física y mental, así que o se aceptan como son y siguen adelantando a los ‘delgados’ porque entrenan más o mejor que ellos, o se pasan la vida a dieta y sobreentrenándose hasta que se lesionan.

 

2.    El grupo de los ‘gordos fuertes’.

 

Son personas con IMC mayor de 25 debido a que tienen una gran masa muscular, bien por genética o por su entrenamiento de fuerza. Son ‘anchotes y fuertes’, tienen músculos voluminosos y pesados y un porcentaje de grasa corporal muy bajo. Suelen ser hombres, ya que a las mujeres les cuesta más ganar masa muscular por su condición hormonal, pero también las hay. A la hora de hacer deporte, pueden tener ventaja sobre los delgados por la potencia de su musculatura, especialmente en distancias cortas, pero a veces lo pagan en las cuestas y en las distancias largas. ¿Cómo se alimentan? Como el grupo anterior están sanos y cuando quieren perder peso les toca cerrar la boca y echar mano de una férrea fuerza de voluntad para que esa musculatura que tienen debajo de una capita de grasa salga a relucir y se les note todo lo que entrenan. Normalmente se relajan en invierno y se ponen a dieta de cara al verano para lucir abdominales en la playa pero les cuesta estabilizarse porque suelen seguir dietas proteicas y muy bajas en calorías, que les resultan monótonas y poco sanas.

 

3.El grupo de los ‘gordos ágiles’.

 

El menos numeroso y un misterio de la genética y la fisiología del ejercicio. Son personas con sobrepeso auténtico, con IMC superiores a 25 e incluso con obesidad, por exceso de peso y grasa. Los niveles de grasas en sangre suelen ser normales y no tienen porque comer en exceso. Posiblemente tienen genes de ‘obesidad buena’, resquicios de las épocas de hambruna que les favorecía cuando los humanos comíamos cuando podíamos y se premiaba al que más cantidad de grasa extra guardaba para el invierno. Ahora que hay abundancia de alimentos, estos mismos genes ahorradores hacen que engorden, aunque coman poco. En el deporte tienen una agilidad y resistencias sorprendentes, pueden llegar a hacer un maratón despacito y a su ritmo o una carrera de 100 km andando muy rápido. ¿Cómo se alimentan? Pueden adelgazar con tiempo y mucha voluntad, siendo muy constantes y huyendo de las dietas de moda que les hacen perder muchos kilos al principio, generalmente pierden agua y grasa, pero en general, se estabilizan en un peso y no adelgazan más. Como tienen un historial de dietas yo-yo, adelgazando y recuperando el peso, muchos han decidido olvidarse de los kilos y plantearse cuidarse, comiendo sano y haciendo ejercicio cada día porque se han dado cuenta de que están castigándose con el sueño de un cuerpo 10.

 

Completa estos consejos con el blog de Yolanda Vázquez.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...