Los enemigos que se esconden en tu comida

Algunos aditivos, que en nos ponen en muchos casos para que la comida no sea más sabrosa o nutritiva sino más “bonita”, pueden producir reacciones negativas en nuestra salud, algunos se han relacionado con llevarnos a comer más y otros con enfermedades como alteraciones nerviosas o incluso tumores. Pocas veces a la hora de hacer la compra dedicamos tiempo a mirar en la etiqueta esos ingredientes de nombre extraño que vienen acompañado de una E mayúsculo más un número y que no siempre son del todo inocentes.
Yolanda Vázquez Mazariego -
Los enemigos que se esconden en tu comida
Los enemigos que se esconden en tu comida

 

  • Glutamato monosódico (el famoso E261). Es un reforzante del sabor. Es uno de los aditivos más usados porque aumenta el sabor de alimentos que se añaden en poca cantidad. Es culpable de síntomas típicos como dolor de cabeza, sensación de quemazón en cuello y espalda, náuseas, diarrea y sudores. Puede llegar a provocar alteraciones nerviosas que se han llamado el “síndrome del restaurante chino” ya que se usa habitualmente como condimento en esta cocina oriental.
  • Tartrazina (E102), es un colorante amarillo que se usa en cereales de desayuno, en la jalea de fresa sintética, helados, postres de gelatina, caramelos, bollería y pasta italiana. Puede producir reacciones alérgicas a algunas personas como urticaria y picor. Las personas especialmente sensibles pueden presentar síntomas de asma al tomar alimentos con este colorante.
  • Acido benzoico (E210). Es un conservante que puede causar irritación gástrica por alergia. Se pueden encontrar en algunos helados, caramelos y chicles.
  • Nitratos  y nitritos (E 249-E252). Son conservantes que se usan para prevenir el botulismo y aumentar el sabor y color de la carne roja y las carnes curadas como el bacon, jamón, etc. Los nitratos pueden reducirse a nitritos y estos unirse a las animas de los alimentos (como el queso) y formar nitrosaminas que podrían estar relacionadas con la aparición de cáncer de estómago. En individuos alérgicos pueden provocar dolor de cabeza y urticaria cuando se consumen en cantidades elevadas.
  • Galatos (E320-E312). Son antioxidantes que pueden causar irritación gástrica y no están permitidos en los alimentos infantiles
  • Colorantes azoicos y de alquitrán mineral, se relacionan con la hiperactividad en niños
  • Sulfitos. Son conservantes derivados del sulfuro. El 1% de la población en sensible a ellos por lo que su uso alimentario está limitado por las autoridades internacionales. Provocan asma , urticaria, dolor abdominal y vómitos.
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Ya hemos cumplido el primer mes del #RetoSportLife #RetoHerbalife y la periodista Noe...

Así son las Supercross de Joma, unas zapatillas cómodas, estables y reactivas...

Te contamos porqué el deportista no tiene porqué excluir al pan de su alimentación y ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...