El desayuno no es la comida más importante del día

A la hora de hablar de la importancia del desayuno, lo primero que quiero aclarar que “el desayuno no es la comida más importante del día, sino una de ellas, ni más ni menos importante que las demás”. El problema está en la calidad del desayuno y no tanto en no desayunar. Quizás sea mejor no desayunar que ingerir alimentos insanos: cereales refinados muy azucarados, grasas trans, poca fibra, escasa o nula proteína, inexistentes grasas saludables… además se comete el error de desayunar siempre lo mismo, y esto debe cambiar.
Alberto Cebollada -
El desayuno no es la comida más importante del día