Qué es la dieta mediterránea y por qué es saludable

La dieta mediterránea es una pauta nutricional rica y saludable, pero también es un estilo de vida y una forma de construir una gastronomía apetecible.
Lidia Castillo -
Qué es la dieta mediterránea y por qué es saludable
Qué es la dieta mediterránea y por qué es saludable

La dieta mediterránea incluye alimentos como la fruta fresca, frutos secos, yogur o leche, entre otros.

Todo el mundo exalta las virtudes para la salud de la dieta mediterránea, pero, ¿sabemos realmente qué es la dieta mediterránea y si la estamos siguiendo? ¡Te damos las claves!

La gastronomía española tiene la suerte de contar con la dieta mediterránea como la fuente de nuestra alimentación, ¿pero cómo se organiza exactamente la dieta mediterránea? Y, por otro lado, te dejamos un listado de hábitos para que evalúes hasta qué punto tú sigues la dieta mediterránea. ¡Analizamos todo lo que hay detrás de esta dieta!

¿Qué es la dieta mediterránea?

En primer lugar, la dieta mediterránea es una pauta nutricional rica y saludable, pero también es un estilo de vida y una forma de construir una gastronomía sabrosa y llena de recetas apetecibles.

¿Por qué es saludable?

Los expertos indican que el factor saludable de la dieta mediterránea viene determinado por el tipo de grasa que componen la mayoría de sus platos: la del aceite de oliva, el pescado y los frutos secos; pero también en la proporción de los nutrientes principales de sus recetas, que incluye casi siempre cereales y vegetales como la base y dejan la carne en una proporción menor a estos alimentos. La dieta mediterránea también es una dieta muy rica micronutrientes ya que se suele cocinar con verduras de temporada y especias.

¿Sigo la dieta mediterránea? ¡Estas son sus características!

Si quieres saber si tu alimentación encuadra dentro de lo que se conoce como dieta mediterránea debes saber si cumple las siguientes características:

1. Utilizas el aceite de oliva como grasa principal. Es uno de los aceites más saludables ya que es rico en vitamina E, betacarotenos y ácidos graos monoinsaturados, que son beneficiosos para el corazón.

2. Consumes alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos. Aportan la fibra y la hidratación que necesitas y son la fuente principal de vitaminas y minerales. Su gran proporción de antioxidantes también ayuda a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Deberías consumir al menos 5 piezas al día entre frutas y vegetales.

3. Los cereales como el pan, la pasta o el arroz forman parte de tu alimentación diaria. Eso sí, nos referimos a los cereales naturales y a poder ser integrales, no a las mezclas azucaradas que venden en los supermercados y comúnmente se conocen como cereales de desayuno. Su riqueza en carbohidratos hace que sean la base fundamental de nuestra energía.

4. Tomas alimentos poco procesados, frescos y de temporada. Consumir los alimentos de temporada nos permite hacerlo en el momento óptimo en cuanto a la mejor proporción de nutrientes, mejor aroma y mejor sabor.

La dieta mediterránea incluye alimentos como la fruta fresca, frutos secos, yogur o leche, entre otros.

Esta es la pirámide nutricional de la dieta mediterránea

5. Consumes lácteos a diario, sobre todo yogur y queso. Por un lado los lácteos son una gran fuente de proteínas y por otro lado las lechas fermentadas mejoran y cuidan la microbiota intestinal, garantizando así la salud intestinal.

6. Comes carne roja con moderación y normalmente lo haces como un elemento más de guisos y otros platos, también dejas la carne procesada de los embutidos para las ocasiones especiales y no te pasas con las dosis.

7. Incluyes pescado en abundancia y hasta 4 huevos a la semana. Habría que consumir pescado azul al menos dos veces a la semana porque tienen propiedades saludables más parecidas a las de origen vegetal que a las otras de origen animal.

8. Tomas dulces y pasteles solo de forma ocasional. Es mejor sustituir los dulces a media mañana y a la hora de la merienda por una pieza de fruta.

9. Tu bebida favorita es el agua, y solo tomas vino con moderación. Intentas no beber otras bebidas alcohólicas como ron o vodka.

10. Realizas actividad física a diario, porque comer así de sano sin moverte no te servirá de nada, la dieta mediterránea no hace milagros si no lo complementas con una vida activa para salvaguardar tu salud y estado de forma.

La pirámide nutricional de la dieta mediterránea

Esta es la pirámide nutricional de la dieta mediterránea

El aceite de oliva es una de las grasas saludables que alimentan la dieta mediterránea.

Recetas para llevar una dieta mediterránea

Estas son las mejores recetas para llevar una dieta sana y que se incluya dentro del área nutricional mediterránea, ¡toma nota!

 -Ensalada de lentejas para llevar a la oficina

-Risotto de trigo sarraceno

-Bacalao fresco con coliflor y verduras al papillote

-Receta de hummus casero

-Pizza de brevas, jamón, mozzarella y albahaca

-Polo détox de naranja y remolacha

Dieta mediterránea, PatrimonioCultural Inmaterial de la Humanidad

¿Sabías que la UNESCO considera a la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad? Desde 2011 la dieta mediterránea ostenta este título porque se considera que tanto desde la perspectiva nutricional, como por el filosofía de vida que sostiene, es un valor que debemos preservar y hacer que las generaciones futuras lo hereden.

El aceite de oliva es una de las grasas saludables que alimentan la dieta mediterránea.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...