¿La cerveza engorda?

Una cuestión tan temida como recurrente, ¿engorda la cerveza?
Luis Jiménez, licenciado en Ciencias Químicas y autor del blog "Lo que dice la ciencia para adelgazar" y del libro con el mismo nombre -
¿La cerveza engorda?
¿La cerveza engorda?


Muy a menudo hemos podido leer titulares que hacen referencia a estudios aislados que intentan desmentir el supuesto mito de la barriga cervecera. La verdad es que  normalmente son las asociaciones de fabricantes o grupos de interés del mundo cervecero las que dedican importantes esfuerzos a mandar notas de prensa a los medios de comunicación, transmitiendo el mensaje "la cerveza no engorda", por evidentes razones comerciales. Vamos a ver lo que dice la ciencia al respecto:

Desde el punto de vista teórico y metabólico, la cerveza es una bebida moderadamente calórica (unas 50 Kcal por cada cien gramos). Respecto a su índice glucémico (IG), se han publicado dos estudios obteniendo valores sorprendentemente elevados, cercanos e incluso superiores a los de la glucosa pura. (The American Journal of ClinicalNutrition 2012, The British Journal of Nutrition 2016)

Si nos centramos en la perspectiva epidemiológica y en su relación directa con la obesidad, hasta el año 2013 no se realizó la primera (y única de momento) revisión científica (Nutrition Reviews, 2013). Los autores concluyeron que no se apreciaban diferencias significativas entre los bebedores de cerveza y los de los grupos de control. Pero antes de te lances de cabeza hacia la nevera a por una cerveza, conviene que sepas que al leer la documentación de la revisión original se observó que de los 11 estudios seleccionados y analizados, todos excepto uno concluyeron que los bebedores de cerveza tenían aproximadamente medio kilo de sobrepeso añadido, pero dado que este valor era relativamente pequeño, los autores concluyeron que la correlación no era estadísticamente significativa.

Considerando que los estudios eran relativamente cortos (de 4 a 12 semanas de duración) y que únicamente se modificaba una variable -la ingesta de cerveza- son normales los resultados modestos. Ningún alimento aislado en cantidades moderadas o normales tiene un impacto grande a corto-medio plazo.

Conclusión: este último resultado (11 vs 1) en contra de los bebedores cerveza y el medio kilo de más en unas semanas merece bastante atención. Sobre todo teniendo en cuenta la frase final del estudio: "Un consumo mayor de 500 ml podría estar asociado con mayor obesidad abdominal".

 

 

Aquí puedes leer el artículo completo de LO QUE DICE LA CIENCIA SOBRE DIETAS ALIMENTACIÓN Y SALUD

 

 

*El autor de este libro es  Luis Jiménez, licenciado en Ciencias Químicas y autor del blog "Lo que dice la ciencia para adelgazar" y del libro con el mismo nombre.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...