Apúntate a la nutrición antioxidante

¿Podemos retener el reloj del tiempo? Prueba a seguir estos consejos de la Dra. Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza, para conseguir una dieta que frene a los radicales libres.
Dra Paula Rosso -
Apúntate a la nutrición antioxidante
Apúntate a la nutrición antioxidante

 

  • Apuesta por los carbohidratos integrales: pasta, pan y arroz, siempre en su versión integral.
  • Una gran razón para tomar chocolate: mantener unos buenos niveles de zinc (tomando unos 25 mg. al día) es importante, pues este mineral fortalece el sistema inmune y reduce la inflamación y es un buen antioxidante. Entre otros alimentos lo contiene además la calabaza, el germen de trigo y las ostras.
  • Disfruta de un buen café. Protege contra la diabetes, el cáncer, la enfermedad de Parkinson y la de Alzheimer, siempre y cuando se tome de forma moderada, no más de 3 a 4 tazas al día. Mejor natural que torrefacto: contiene más antioxidantes. El café instantáneo es el que menos beneficios nutritivos aporta.
  • El té, no solo a las cinco. Esta bebida contiene un importante contenido en catequinas, polifenoles de gran efectividad contra los radicales libres, además de tener propiedades anti-inflamatorias. La dosis recomendada es de 6 a 12 tazas diarias.
  • El té blanco es el más antioxidante de todos, seguido por el té verde. En hojas tiene más propiedades beneficiosas que en bolsita.
  • Los azúcares y harinas refinadas, en exceso favorecen la formación de radicales libres y también la inflamación crónica del organismo.
  • Una manzana al día. Todas las variedades de manzana (roja, verde y gala) son ricas en compuestos antioxidantes, ¡su buena fama está fundada!
  • Descubre el caqui: esta fruta, al igual que el persimón, es un poderoso arma anti radicales libres.
  • Los frutos del bosque – arándanos, frambuesas, moras – son auténticas joyas: bajas en calorías y repletas de antocianinas, compuestos anti radicales muy poderosos.
  • Consume alimentos ricos en vitaminas C y E: Ambas favorecen el sistema inmune y tienen un efecto anti-inflamatorio. Se recomienda tomar de 500 a 1.000 mg al día de vitamina C y de 100 a 400 UI al día de vitamina E. Varios ejemplos: pimientos, espinacas, nueces, aceite de oliva…
  • Y después de comer, un poco de sol. ¡Pero un poco! La vitamina D ayuda a neutralizar radicales libres y los riesgos de enfermedades degenerativas. Bastan 20 minutos al día de exposición moderada al sol para mantener unos niveles aceptables de vitamina D.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Las claves para comer de forma funcional y los mejores alimentos para conseguir tus o...

Con el máximo retorno de energía de todas las espumas de New Balance hasta la fecha, ...

Quake es el nuevo diseño de Saucony que se incorpora a grandes modelos de su línea té...

La periodista Noemí de Miguel ya es finisher del Maratón de Ciudad del Cabo y lo logr...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

¿Y si hubiera alguna forma de construir calzado más eficiente variando la mecánica de...