Alimentos para reducir la hipertensión

La hipertensión puede poner en riesgo nuestra salud cardiovascular, pero es posible reducirla a través de la alimentación.
Noelia Hontoria -
Alimentos para reducir la hipertensión
Debemos controlar la cantidad de sal que consumimos.

La hipertensión puede aparecer por diferentes motivos, desde alguna enfermedad hasta un estilo de vida poco saludable o una alimentación demasiado rica en sal. Precisamente de este último factor te vamos a hablar para tratar de ponerle solución.

Hay ciertos alimentos que nos pueden ayudar a reducir la hipertensión, aunque para encontrar el mejor método debemos conocer si hay otros factores que están subiendo nuestros niveles de hipertensión. Se dice que un paciente la padece cuando los valores de presión sistólica superan los 140 mm de Hg y los de presión diastólica los 90 mm de Hg.

Dieta especial para tratar la hipertensión

El sodio o sal en nuestra dieta es el principal enemigo de nuestros valores de presión arterial. Según la Fundación Española del Corazón, deberíamos consumir 1,25 gramos de sal por día y en ningún caso exceder los 6 gramos (un equivalente a 2.500 mg de sodio).

Para reducir la hipertensión, tendríamos que tomar de forma más esporádica los alimentos ricos en sal: precocinados, jamón serrano, queso azul, bacon, embutidos o aceitunas, entre otros. A la hora de añadir sal a nuestros platos, podemos sustituirla por especias, le darán sabor y suelen ser una fuente rica de nutrientes.

Alimentos para reducir la hipertensión

Las frutas son uno de nuestros mejores aliados en caso de tener hipertensión.

Una dieta saludable para la hipertensión incluye una buena cantidad de verduras, legumbres, frutas o pescado. También las carnes magras o bajas en grasa. Los alimentos frescos o naturales suelen ser bajos en sal, pero te recomendamos revisar su etiquetado para salir de dudas.

Otros factores que incrementan nuestra hipertensión

Si tienes la presión arterial elevada a pesar de llevar una alimentación saludable, revisa dónde puede estar el problema. El consumo de ciertos fármacos, el tabaco, la cafeína, el estrés o la falta de ejercicio suelen ser otros factores de riesgo para la hipertensión.

La tensión la puedes controlar desde casa, con un aparato especial similar al que tienen los doctores en su consulta. De este modo podrás llevar un seguimiento de tus valores y ponerlos en conocimiento de tu médico la próxima vez que acudas a visitarle.

También te puede interesar

Te damos algunos consejos caseros y tradicionales para combatir la hipertensión.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

El objetivo del desayuno para el corredor es aportar nutrientes esenciales sin entorp...

Los 5 objetivos de nutrición que todo buen corredor debe tener en cuenta para configu...

Elegidas por una gran mayoría de corredores populares, las ASICS Gel Cumulus han esta...

Claves de entrenamiento y nutrición para conseguir activar tu metabolismo y cumplir t...

Una nueva versión de las LAZR: así son las Fresh Foam LAZR v2 de New Balance, una zap...