Hombres y mujeres, diferentes hasta para hacer dieta

Mientras ellas adelgazan por estética ellos lo hacen por motivos de salud
Yolanda Vázquez Mazariego -
Hombres y mujeres, diferentes hasta para hacer dieta
Hombres y mujeres, diferentes hasta para hacer dieta


Los hombres son más constantes y abandonan las dietas con menor frecuencia que las mujeres. Ellos adelgazan más rápido y prefieren seguir las pautas de un asesor en dietética.

Para los hombres la estética, la imagen y la presencia son razones secundarias que les motiven a adelgazar, aunque son conscientes que tanto a nivel personal como profesional, tener y mostrar un aspecto cuidado es también importante. Actualmente, el 66% de la población quiere perder peso. La barriga y los michelines han pasado a considerarse signos de dejadez y de descuido personal, en resumen, actitudes cada vez menos aceptadas por la sociedad. El hombre que hace dieta, siente que está recibiendo una educación alimentaria y está adquiriendo a la vez unos buenos hábitos alimentarios.



Ellos hacen dieta por salud y ellas por estética

El 35% de los clientes de los centros de adelgazamiento son hombres. Pero mientras ellas acuden básicamente por una cuestión de estética, ellos lo hacen por salud. El asesoramiento dietético es un factor muy importante para los hombres que empiezan a hacer dieta cuando ya se encuentran en obesidad, mientras que las mujeres entran en el sistema cuando aún están en sobrepeso.

El exceso de peso en los hombres se debe en su mayor parte a la falta de organización de las comidas, al tamaño de las raciones y a determinados estilos de vida sedentarios.



 

Ellos son más constantes que las mujeres durante el proceso dietético

Los hombres son más constantes que las mujeres y abandonan con menor frecuencia las dietas.  Se observa que el 40,6% de los hombres, frente al 30,7% de las mujeres, no dejan la dieta.

Además, durante el proceso casi el 50% acude al especialista cada semana para llevar un mayor control del proceso.

Y es que los varones son más propensos en acudir a profesionales cualificados que las mujeres. Mientras el 40% de ellas se definen más "autodidactas" y empiezan a hacer dietas por sí mismas.

También y aunque, a priori, parezca lo contrario, el hombre se sacrifica más a la hora de reducir alimentos. Ellos frenan más el consumo de alcohol, carnes rojas, grasas, helados y tocino. Por contra, el 51% también declaran saltarse alguna de las cinco comidas recomendadas, las que más el desayuno (53%) y la cena (40%). En este sentido numerosos estudios indican que el desayuno es la comida más importante del día y obviarlo es un factor de riesgo.



 

El hombre adelgaza más rápido y necesita el apoyo de profesionales ya que le cuesta más mantenerse

A la hora de adelgazar ser hombre es ventajoso. Ellos pierden el doble de peso que las mujeres en el mismo tiempo, gracias a que su organismo retiene menos líquidos y a que no se ven afectados por tantos cambios hormonales. Mientras, las mujeres tienen los mismos porcentajes de grasa que de agua, 50%, los hombres sólo poseen un 20% de líquido.

Está visto que cuando los hombres se ponen a dieta demuestran una gran fuerza de voluntad y son capaces de perder volumen de una forma muy rápida. Pero, una vez alcanzado su peso salud, les cuesta mantenerlo, ya que no son constantes a la hora de mantener los hábitos saludables adquiridos, pues sólo es un 30% el que logra mantener el peso perfecto un año después. Por ello prefieren ponerse en manos de un profesional que les haga el seguimiento adecuado para mantener el peso perdido.

Cometer algún que otro exceso no es malo, el problema es que el 60% de los hombres y el 50% de las mujeres que hacen dietas intentan compensarlos principalmente comiendo menos y sólo 1 de cada 5 personas haciendo algo más ejercicio.



 

El sistema de adelgazamiento no difiere entre sexos

Los pilares básicos para el control del peso son los mismos para hombres  y para mujeres. Una alimentación sana y equilibrada que implica realizar cinco comidas al día, con raciones moderadas y complementada con algo de ejercicio físico. Andar y evitar coger ascensores o escaleras mecánicas es la mejor actividad física que pueden realizar las personas y también la menos costosa, pues es un ejercicio innato, permite una regularidad, y después de una jornada laboral sedentaria es imprescindible para que el cuerpo reactive su circulación.

La clave siempre está en adaptar la dieta en función de las características de la persona que quiere adelgazar, buscar el asesoramiento de expertos en nutrición y dietética y seguir las pautas marcadas por los profesionales.



 

Que hombre y mujer hagan dieta aumenta las posibilidades de éxito

Es bueno que los hombres también empiecen a cuidar su alimentación, ya que puede afrontar el proceso dietético con la mujer, lo que garantiza mayores posibilidades de éxito. Cabe recordar que la soledad es el principal motivo de los fracasos de los procesos dietéticos.

Además es importante que todos los miembros de la familia se conciencien y hagan una dieta en común, que no es más que llevar unos hábitos alimenticios correctos, para educar a los más pequeños. España es uno de los países con el índice más alto de obesidad infantil, una de las principales causas de muerte precoz del país. Por eso la reeducación alimenticia es básica para nosotros y para el futuro.


FUENTE: Estudio de Naturhouse sobre el comportamiento de hombres y mujeres cuando se ponen a hacer dieta y la diferencias de comportamiento entre ambos sexos.


 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...