3 tipos de miel ricas en vitaminas

En general, la miel no es un alimento especialmente rico en vitaminas, pero sí hay algunos tipos con mayor contenido que otros.
Noelia Hontoria -
3 tipos de miel ricas en vitaminas
La miel se puede utilizar como edulcorante natural.

Existen diferentes tipos de miel, algunos más desconocidos que otros. Aunque las características generales son muy similares entre sí, difieren ligeramente según su composición principal. Por poner un ejemplo, existen diferencias entre la miel de azahar y la miel de tomillo.

La miel es, por lo general, un alimento rico en minerales y con un contenido calórico elevado. La presencia de vitaminas es normalmente reducida, excepto si está enriquecida con ellas antes de ponerse a la venta. En este caso, el productor nos lo comunicará a través del etiquetado de los alimentos.

Si quieres consumir las vitaminas encontradas naturalmente en algunos tipos de miel, te contamos a continuación cuáles son algunas de las mejores.

Publicidad

Los tipos de miel que más vitaminas contienen

Miel de tomillo. La miel de tomillo se caracteriza por tener un sabor dulce y, claro está, un aroma a tomillo. Su color pasa del ámbar al marrón, según su proceso de cristalización. Entre sus principales beneficios, encontramos que es uno de los tipos de miel más rico en antioxidantes y vitaminas. Gracias a esto, se la relaciona con la prevención del cáncer, la curación de heridas en la piel o la disminución de los niveles de colesterol LDL. Además, cuenta con una importante acción antibacteriana.

3 tipos de miel ricas en vitaminas

La miel de romero nos ayuda a sintetizar mejor las vitaminas.

Miel de romero. La miel de romero es uno de los tipos de miel más populares. Contiene vitamina C y vitamina A, pero además encontramos en ella ciertos componentes del grupo de los terpenoides, los cuales nos ayudan a sintetizar mejor las vitaminas A, E y K que consumimos a través de la alimentación. Además de esto, también tiene propiedades antisépticas, depurativas, vigorizantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas, por lo que es un producto muy completo.

Miel de alfalfa. La miel de alfalfa es injustamente uno de los tipos más desconocidos. Como se puede suponer, se obtiene mediante la extracción del néctar y el polen de las flores de alfalfa. Su sabor es dulce pero suave y su aroma muy agradable. Si atendemos a su composición nutricional, encontramos vitaminas A, B6, B12, C, D, E y K. Además, también contiene minerales como el hierro, el calcio, el fósforo y el potasio.

Las mieles se pueden consumir solas o como endulzante natural si queremos prescindir de otros edulcorantes menos saludables, como el azúcar blanco. Por lo general, es un alimento bastante calórico, pero con excelentes propiedades para nuestra salud y un sabor muy agradable al paladar.

Publicidad
También te puede interesar

La miel es muy apreciada por su naturaleza energizante, antiséptica y cicatrizante y es el mejor endulzante para deportistas

Te recomendamos

El Curso de organización de eventos deportivos contará además con el Caso práctico Ca...

El 80% de la información que recibimos nos llega a través de los ojos... ¡Así que no ...

SKS organiza sus nuevas bolsas para bici en tres familias, y entre ellas, la de MTB e...

Frente a enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, la Esclerosis Múltiple o ...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus mejores 21 km ...

La carrera más solidaria, Oxfam Intermón Trailwalker, abre isncripciones para su nove...